Portada del sitio > Formación católica > Defendiendo la Fe y la ley natural > Desde Alemania, perspectivas de tempestad en la Iglesia

SÍNODO DE LOS OBISPOS 2015

Desde Alemania, perspectivas de tempestad en la Iglesia

Miércoles 6 de mayo de 2015

Pocos católicos en el Perú son conscientes de la crisis que podrá detonar en la Iglesia durante el próximo Sínodo de los Obispos a realizarse en Roma en octubre. en un contexto de enfrentamientos internos tan graves que evocan las predicciones de Nuestra Señora de Akita en 1973: “cardenal contra cardenal, obispo contra obispo”. La lamentable corriente que, bajo pretextos pastorales, propone relativizar la doctrina católica en materias de familia como divorcio y homosexualidad, es encabezada por la cúpula de la Conferencia Episcopal alemana. El reputado intelectual católico Mathias von Gersdorff, director de la TFP alemana, pone al descubierto los catastróficos resultados de la actuación de esos prelados.


EPISCOPADO ALEMÁN VULNERA LA DOCTRINA CATÓLICA

Mathias von Gersdorff

Como parte de la preparación del Sínodo de la Familia de octubre de 2015, las diócesis del mundo entero han sido incumbidas de consultar la opinión de los fieles sobre el tema de dicha asamblea, el matrimonio y la familia. Las respuestas del laicado alemán fueron analizadas por la Conferencia Episcopal del país, que resumió su evaluación en el documento titulado “La vocación y la misión de la familia en la Iglesia y en el mundo de hoy”.

Enviado a Roma, ese documento constituiría, por así decir, la descripción del posicionamiento de los católicos alemanes frente al tema, la cual servirá de base para que el Sínodo elabore sus perspectivas pastorales.

Ahora bien, el texto elaborado por la Conferencia Episcopal Alemana revela una situación desoladora. Si su contenido refleja de veras la realidad nacional, lo que muestra es que la Iglesia en Alemania no ejerce más ninguna influencia sobre la opinión de los fieles en lo que respecta al matrimonio, a la familia y a la moral sexual. En cuanto al divorcio, a las "familias mixtas" y a las parejas homosexuales, a juzgar por ese documento episcopal, los fieles habrían adoptado enteramente las ideas difundidas por revistas, filmes y novelas inmorales, o por partidos políticos de izquierda como Bündnis 90/Die Grünen (“Alianza 90/Los Verdes”).

JPEG - 27.2 KB
La Conferencia Episcopal Alemana reunida en Münster, en marzo de 2014.

En suma, el documento de la Conferencia Episcopal Alemana constituye una confesión del colosal fracaso del Episcopado nacional en defender la Fe católica y el Magisterio de la Iglesia. Y la delegación episcopal ante el Sínodo, compuesta por el cardeal Reinhard Marx (arzobispo de Munich-Freising) y por los obispos Franz-Josef Bode (Osnabrück) y Heiner Koch (Dresden-Meißen), debería más bien presentarse ante la asamblea sinodal echándose cenizas en la cabeza y pidiendo perdón por su fracaso.

Obispos de diócesis pobres del Tercer Mundo –como por ejemplo del interior de Bolivia o de Nigeria– podrían interpelarlos con preguntas como estas: –“¿Cómo pudo una Iglesia tan rica haber gastado tan poco en la enseñanza de la verdadera doctrina católica sobre el matrimonio y la sexualidad?”; –“¿Por qué el contenido de las encíclicas de los Papas Benedicto XVI, Juan Paulo II (Familiaris consortio) y Paulo VI (Humanae vitae) permanece desconocido o no es tomado en serio?”; –“¿Por qué la encíclica Humanae vitae fue cuestionada por la ‘Declaración de Königstein’ de los obispos alemanes?”; –“¿Cuánto dinero invirtió la rica Iglesia Católica alemana para combatir las influencias perniciosas de la televisión, de Internet y de otros medios sobre las personas?”; –“¿Qué contramedidas catequéticas fueron tomadas para mantener viva en los fieles la adhesión la doctrina católica?”, y otras similares.

Podrían añadirse preguntas aún más incómodas, una vez que la doctrina de la Iglesia sobre matrimonio y sexualidad está íntimamente ligada a su cristología. Si en la práctica muy pocos alemanes siguen aún la moral matrimonial y sexual católica, cabe preguntarse hasta qué punto ellos aún adhieren al núcleo de la Fe, como por ejemplo a la divinidad de Jesucristo, a su acción salvífica como Víctima expiatoria y redentora, a la Resurrección, etc.

Frente a esta catástrofe pastoral, asombra ver que los obispos alemanes tienen, inclusive, el triste coraje de presentar exigencias al Sínodo. La doctrina, según ellos, debería ser “más desarrollada”; la Iglesia debería mostrar “aprecio” por las relaciones extramatrimoniales y homosexuales, y así por delante. Pero en resumidas cuentas, ¿qué resultados pueden mostrar tales prelados que los habiliten a presentar semejantes exigencias?

JPEG - 19.9 KB
El controvertido Cardenal Reinhard Marx, actual presidente de la Conferencia Episcopal Alemana

No es de extrañar que por todas partes los católicos se desconcierten ante la posición de la Iglesia alemana. Hasta el mismo Daniel Deckers, periodista encargado de temas referentes a la Iglesia Católica en el “Frankfurter Allgemeine Zeitung” y muy lejos de ser un conservador, escribía el 21 de abril de 2015: “Bajo la impresión causada por las respuestas” recibidas, los obispos alemanes acentúan ahora su propuesta del año pasado, de permitir bajo ciertas condiciones el acceso de católicos divorciados y vueltos a casar a los sacramentos de la penitencia y de la eucaristía. Hasta el momento la Conferencia Episcopal Alemana es la única en el mundo que defiende este punto de vista” [1]
De hecho, cabe preguntar qué es lo que pretendía, al final, la Conferencia Episcopal Alemana con el citado documento “La vocación y la mision de la familia en la Iglesia y en el mundo de hoy”. De la diócesis de Essen –con aproximadamente 850.000 almas– llegaron 14 respuestas individuales al cuestionario. De Maguncia (740.000 almas) vino un total de 21 respuestas. De Magdeburgo (86.000 almas) vinieron 18. No es necesario haber estudiado estadística para saber que semejante encuesta de opinión no tiene ningún valor. Lo que la Conferencia Episcopal Alemana debería haber informado al Vaticano seria: “Lamentablemente no fue posible saber lo que los fieles piensan acerca de matrimonio y familia, una vez que no participaron de la encuesta”. Pero al contrario, ese órgano episcopal redactó, con base en una encuesta sin valor, un documento recomendando la demolición de la doctrina católica sobre matrimonio y sexualidad.

JPEG - 20.2 KB
El Cardenal alemán Walter Brandmüller, defensor de la moral matrimonial tal como la Iglesia siempre la enseñó

Esperemos para ver lo que el cardenal Marx y quienes le acompañan en su posición harán de aquí hasta el Sínodo de la Familia. De cualquier manera otro cardenal alemán, Walter Brandmüller, presidente emérito de la Pontificia Comisión de Ciencias Históricas, ya lo advirtió claramente: “Quien quisiera cambiar el dogma es hereje –incluso si estuviera revestido de la Púrpura.”

Nuestra Señora de Akita: “Cardenal contra cardenal, obispo contra obispo”

En sus apariciones a la religiosa de las Siervas de la Sagrada Eucaristía Sor Agnes (Inés) Katsuko Sasagawa, en Akita, Japón, en 1973, –cuya autenticidad fue plenamente reconocida por la autoridad eclesiástica–, la Santísima Virgen dio un mensaje en todo semejante al de Fátima, en el cual vaticinaba la terrible crisis que hoy vive la Iglesia. También predijo que, de no haber una enmienda de vida en los hombres, “el Padre infligirá un terrible castigo a toda la humanidad”, el cual será “mayor que el diluvio, como nunca antes se ha visto. Caerá fuego del cielo y acabará con una gran parte de la humanidad, tanto buenos como malos, sin excepción de sacerdotes ni de fieles. Los sobrevivientes se encontrarán tan desolados que envidiarán a los muertos”.

En la tercera y última aparición, ocurrida el 13 de octubre de 1973 –significativa coincidencia con la fecha de la última aparición de Fátima– la Virgen se refirió, como causas de ese castigo, a las divisiones en ámbito eclesiástico: “La obra del demonio se infiltrará hasta dentro de la Iglesia, de tal forma que se verá cardenales oponiéndose a cardenales, obispos contra obispos. Y también al pacto de eclesiásticos con el mal: la Iglesia estará llena de aquellos que aceptan compromisos.

¿No es eso lo que estamos presenciando hoy, al aproximarnos a la realización del Sínodo de los Obispos?

FUENTES:
1) Nuestra Señora de Akita, una advertencia para el mundo entero, http://www.fatima.pe/articulo-628-nuestra-senora-de-akita;
2) Luis Dufaur, Serie Nossa Senhora de Akita: a Fátima do Oriente, in http://aparicaodelasalette.blogspot.com


[1Aparte de prelados alemanes como el cardenal Walter Kasper y los demás citados en este artículo, varios purpurados de otros países, como los cardenales Lorenzo Baldisseri de Italia, Oscar Rodríguez Maradiaga de Honduras, João Bráz de Aviz de Brasil, y numerosos obispos, comparten la posición liberal del episcopado alemán (N. del T.).



Suscríbase a nuestro
boletín electrónico
Nombre
Correo

Comentarios

  • como esta profetizado a lo "malo lo llamarán bueno, y a lo bueno malo" que horror creo que los obispos deberian colgar los hábitos pues sus "teorias" atentan contra la moral, el dogma de fe, la palabra de Nuestro Señor narrada por los evangalistas. Ponen en duda la Divinidad y el poder de Dios. Nadie ni el Papa puede cambiar una coma de su Palabra, quien anunciara una cosa contraria sera ANATEMA. HEREJE.

    Responder

  • Está claro que estos cardenales no son verdaderamente católicos. La pregunta que se hace en el artículo es pertinente: ¿por qué una de las Iglesias más ricas del mundo ha gastado tan poco en difundir la Verdad?

    Responder

  • Pero el Papa no puede exigir q se respete la doctrina tal cual es?

    Responder

    • No sólo es potestad del Papa, sino que es su indeclinable deber: "Apacienta mis ovejas", le ordenó Nuestro Señor a San Pedro.

      De ahí la Filial Súplica que está siendo suscrita por fieles de todo el mundo, precisamente para pedir al Santo Padre que diga una palabra magisterial sobre el tema de matrimonio y familia, que disipe la terrible confusión que eclesiásticos progresistas están creando entre los fieles en esa materia.

      La respetuosa petición ya cuenta con casi 230 mil firmas, incluso de varios Cardenales y decenas de Obispos, y se prevé un fuerte crecimiento hasta las vísperas del Sínodo (ver www.filialsuplicapapa.org)

  • Estos obispos tan orgullosos han tapado su conciencia? Creen que confundiendo a propósito a los laicos se les perdonan sus pecados? Quien diablo les lavó la cabeza? Les falta Oración al Padre no a sí mismos. Por favor sean sensatos y no provoquen divisiones, ni digan más mentiras, ahí está metiendo la cola el diablo.

    Responder

Comentar

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.



Comentar en Facebook