Portada del sitio > Actualidad nacional > PPK, la “unión civil” y el Papa

“COMPAÑERO DE RUTA” DE LA REVOLUCIÓN HOMOSEXUAL

PPK, la “unión civil” y el Papa

Sábado 14 de junio de 2014

A la torrencial y enloquecida ofensiva para imponer al Perú la “unión civil” de personas del mismo sexo no le falta ni dinero, ni publicidad, ni complicidades en nuestro cada vez más desacreditado Establishment político.

Sólo le falta una cosa: el apoyo de la población...

Atropellar al país, la estrategia de los homosectarios

Para esquivar ese obstáculo, se busca quitarle al tema cualquier connotación moral, y llevarlo al campo de fantasiosos “derechos humanos”, tal como lo vienen intentando desde hace tiempo —aunque sin éxito hasta ahora— los lobbies que promueven el aborto.

Conscientes de que la razón no está de su lado, los abanderados de la “unión civil” simplemente ignoran todas las objeciones —morales, jurídicas, constitucionales y hasta de sentido común— que desde diversos sectores de la sociedad, representativos de la mayoría de la población, se levantan contra ella. Por ejemplo las expuestas por el Dr. Francisco Tudela, en el concluyente artículo reproducido en este sitio [1].

O sea, buscan evitar a cualquier costo el debate e imponer mediante componendas políticas su proyecto como hecho consumado, atropellando así a la opinión pública y haciendo tabla rasa de lo que esta piensa y desea.

Un sorprendente “compañero de ruta” de la revolución homosexual

Asombra y decepciona ver que a esta maniobra se prestan incluso políticos que hasta algún tiempo gozaban de cierta credibilidad en la población —cosa bien rara hoy en el Perú—, como el Ing. Pedro Pablo Kuczynski (PPK).

A fines del año pasado el ex premier desconcertó a los peruanos al exhibirse en una indigna campaña de propaganda homosexual, “Parejas imaginarias”.

Como se recuerda, desde el mes noviembre las calles de Lima fueron inundadas de enormes outdoors mostrando fotos de conocidas figuras del medio local —entre ellas PPK— que sin ser homosexuales se fotografiaban de a dos, aparentando ser parejas del mismo sexo.

Pero el tiro le salió por la culata a la ostentosa (y costosísima) campaña, ya que despertó el espontáneo rechazo de la población, cristalizado en la convocatoria por Internet a “Parejas Reales” para que se manifestasen.

Rápidamente, esa iniciativa de jóvenes blogueros, en apoyo al único y verdadero matrimonio entre hombre y mujer, recibió decenas de miles de adhesiones. Fue el mejor atestado del fracaso de las “parejas imaginarias”, sepultadas bajo el repudio popular [2].

PNG - 227.5 KB
La campaña de Internet “Parejas Reales” fue una vigorosa reacción contra la campaña del lobby homosexual, "Parejas Imaginarias"

No obstante ese fiasco, PPK vuelve ahora a la carga apoyando la “unión civil”, esta vez en declaraciones que desconciertan por su superficialidad y falta de sustento.

Según afirmó, la oposición al cuestionado proyecto “se debe a que muchos grupos creen que es un caballo de Troya para introducir el matrimonio [homosexual]”. Pero esta creencia es totalmente verdadera: el propio autor de la propuesta, Carlos Bruce, ha reconocido que su meta sí es llegar hasta el seudo matrimonio, y que la “unión civil” es sólo una cabeza de puente, un primer paso hacia esa meta... [3] ¿Será que PPK no lo sabía?

Y si bien él admite que los peruanos “no estamos listos” para aceptar esa farsa matrimonial, PPK sostiene que el Perú sí está preparado para la unión civil” de personas del mismo sexo.

¿Qué significa aquí estar “preparado”? ¿Querrá decir que la enorme presión político-publicitaria a favor del proyecto estaría surtiendo efecto, y habría logrado inclinar la población a aceptarlo?

Si supone esto, PPK se engaña rotundamente. El fracaso de las “parejas imaginarias” ya mostró que el rechazo popular continúa firme. Y si le quedan dudas, que compare las escuálidas diez mil firmas presentadas en abril al Congreso en apoyo al proyecto Bruce, con el más de un millón de firmas entregadas poco después contra el mismo, pidiendo archivarlo.

Sembrando confusión, para favorecer la ofensiva homosexual

Tal vez consciente de la debilidad de su posición, el ex premier invocó a su favor nada menos que... ¡al Papa! Y “recomendó recordar lo que dijo el mismo Papa Francisco, ’¿Quién soy yo para juzgar a los homosexuales?’” [4].

PPK hace aquí un grosero escamoteo: presenta la frase del Papa distorsionada y mutilada, omitiendo decir que cuando Francisco la pronunció —en una conversación informal con periodistas— no se refirió a “homosexuales” en plural, sino a un hipotético caso singular, el de un homosexual que “busca al Señor y tiene buena voluntad”  [5].

Ocurre que sólo “busca al Señor” con verdadera “buena voluntad” aquel que busca abandonar el pecado y obedecer los Mandamientos, tal como enseña Jesucristo: “Quien ha recibido mis mandamientos y los observa, ése me ama. (...) El que me ama, guardará mi doctrina, y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos mansión dentro de él” (Juan 14, 21 y 23).

Por eso la Iglesia absuelve a quien haya practicado actos homosexuales desde que los confiese con arrepentimiento y propósito de enmendarse, pero condena con toda severidad al que persiste en cometerlos, sobre todo si se vanagloria de esa conducta.

Luego, el Papa no incluyó ni podía incluir entre los que “buscan al Señor” a los que practican el vicio contra naturaleza y tienen la mala voluntad de persistir en él.

Lo que hizo PPK, como tantos otros, fue mutilar y sacar de contexto la pregunta papal, para de esa manera insinuar que la Iglesia admitiría la práctica homosexual como algo aceptable.

De esa forma contribuye a sembrar confusión, a favor de los lobbies homosexuales. A esa vil tarea están entregados hoy en el Perú no pocos políticos, incluso supuestos “conservadores”.

Y sólo nos cabe lamentar que el señor Kuczynski se haya comportado como un “compañero de ruta” más de la revolución homosexual, defraudando así a lo mejor de su electorado. Su conducta atesta clamorosamente el peligroso divorcio —cada vez más acentuado— entre el corroído Olimpo político peruano y el país real.



Suscríbase a nuestro
boletín electrónico
Nombre
Correo

Comentarios

  • Felicito el análisis que le hacen a las declaraciones de PPK, respecto a la “unión civil”. Insto a todos los peruanos a ser más críticos y no dejarse engañar por los que "DICEN los científicos" respecto a que "la homosexualidad es genética y normal". En la actualidad los trabajos de biogenética son resultados de MUCHOS ensayos y errores para decir: "Sí ES ESTE GEN EL QUE DE DA CIERTO CARACTER A LA PLANTA O ANIMAL", incluso para crear clones. La verdad es que se sabe muy poco (a profundidad en cuanto a rasgos otorgados) del ADN en plantas evolucionadas y animales ... y lo mismo sucede con en ADN humano. NO nos dejemos engañar cuando nos afirman como normal y genética, ya que NO esta DEMOSTRADO; además, se corre el riesgo de que los que nos afirman "homosexualidad como normal", sean homosexuales y nos estén convenciendo para defender sus propios intereses mórbidos contranaturales y desviados.

    Responder

    • Recuerdo que en la encíclica FIDES ET RATIO, JP II, dice que la fe y la razon son como dos alas que nos conducen a la verdad, y entendi esto como que hay una relacion entre ellas y que no son excluyentes. La verdad es una sola, pueden haber muchas opiniones y "opciones", pero solo una verdad.
      Eso de que "la ciencia dice...", es un "cuco" producto de las malas practicas de la psicologia inversa, ya que lo que se quiere difundir son "politicas" y no verdades cientificas, a tal punto que para ser concordante habria que eliminar del diccionario o modificar el concepto de la PERVERSIDAD.
      Mucho cuidado con la "seudo ciencia", con la "sin razon" o "razon utilitaria".
      Cientificos, profetas y santos siempre seran muy pocos, por que la verdad es una sola y las opiniones (como los politicos) siempre seran incontables y hasta increibles.

  • Lamentablemente en política cada quien desea apoyar aquello que le dará más votos. La realidad puede darle el tiro por la culata.
    Tambien lamento que politicos apristas reconocidos como influyentes por su verbo, mal utilicen su inteligencia verbal para una causa jalada de los pelos y sin evaluar el daño que le hacemos a los niños (confundidos) y el daño que se hace a la familia y al pais.
    Gracias a este boletin, por generar union, en defensa de los valores y las buenas costumbres.

    Responder

  • NO PONGAN EN LABIOS DE FRANCISCO ALGO QUE NO DIJO; LOS HOMOXESUALES MERECEN RESPETO COMO SERES HUMANOS Y PUNTO, NO DIJO QUE PODÍAN CASARSE. QUE DECEPCIÓN LA POSICIÓN DE PPK, NO SE PUEDE ESTAR CON DIOS Y CON EL DIABLO HAY QUE ESCOGER A UNO.

    Responder

  • Que decepción PPK metiéndose quizá en lo que piensa lo ayudará a ganar votos, pero que equivocado que está.

    Responder

  • 10.000 firmas contra 1’000.000.
    En Perú rige la democracia.
    Si no es así, que los políticos sean claros y digan que en Perú se hace lo que ellos digan, no lo que la mayoría de los ciudadanos digan.
    Pero que renuncien a sus cargos, porque ganaron las elecciones gritando a los cuatro vientos que respetaban la democracia. Y no era así.
    Si no renuncian, que los ciudadanos los revoquen mediante un gran referendo.

    Responder

  • Ao olhar para os grandes males da sociedade vem-me à mente uma sentença de um santo e sábio sacerdote meu professor:
    "Com a Revolução Francesa ditaram-se os
    "Direitos do Homem" e só terminará bem quando forem reconhecidos os "Direitos de Deus Criador e Pai de todos os homens a quem salvar para uma verdadeira Vida"
    E apraz-me trazer à colação uma confidência do temível ditador Josef Staline :"Há como me enganei para dar vida e felicidade ao povo russo não eram os exércitos, não era a opressão: sõ precisava de meia dúzia de Franciscos de Assis"
    ireitos

    Responder

Comentar

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.



Comentar en Facebook