Portada del sitio > Especiales > ¡Tarjeta Amarilla para la Alcaldesa de Lima! > Limeños derrotan proyecto despótico

VICTORIOSA CAMPAÑA DE TRADICIÓN Y ACCIÓN

Limeños derrotan proyecto despótico

Miércoles 5 de octubre de 2011

“La opinión pública es la reina del mundo”, decía el impío pero sagaz Voltaire. Los revolucionarios enquistados en la Municipalidad de Lima (al parecer, no por mucho tiempo más...) sintieron en carne propia la realidad de esta afirmación. Ellos quisieron atropellar los sentimientos cristianos del pueblo, presentando un descabellado proyecto de ordenanza municipal, que obligaría a que en todo local privado abierto al público se exhiban carteles indicando que allí se admiten conductas homosexuales. El proyecto también preveía sanciones —consistentes en fuertes multas y clausura de locales— a quienes rechacen las llamadas “muestras de afecto físico” de personas del mismo sexo en locales privados como colegios, tiendas, restaurantes, etc.

Se diría que esos utopistas contra natura legislan para Sodoma y Gomorra, y no para Lima. Pero Lima les cayó encima... Multitudinarias manifestaciones de rechazo al proyecto se sucedieron en el centro de la ciudad. Varias iniciativas pidiendo que el proyecto fuera retirado encontraron ávida acogida en la población. Jóvenes de Tradición y Acción por un Perú Mayor recogieron miles de adhesiones a un petitorio en ese sentido, complementadas por una campaña en internet.

De nada valió que la Municipalidad organizase “Foros”, “Audiencias públicas” y “Mesas de diálogo” más o menos arreglados de antemano, para aparentar que el proyecto gozaba de apoyo: la reacción contraria fue tan intensa y masiva, que la desastrada iniciativa tuvo que salir de la agenda, mientras la aprobación ciudadana a la gestión de la Alcaldesa —copatrocinadora del proyecto— caía vertiginosamente. A ella le tocó experimentar lo que advierte el refrán francés: Chassez le naturel, il reviendra au galop – “Expulsad lo que es natural, y volverá galopando”.

Tadición y Acción se congratula con la población limeña, y en particular con el público católico, por esta resistencia victoriosa, que evitó que se consumara un aberrante atentado contra la libertad de conciencia.

Pero esto no significa que los lobbies y ONGs de apoyo a la revolución homosexual hayan renunciado a sus proyectos. Seguramente no tardarán en volver a la carga, pues la izquierda en el poder busca compensar su creciente desgaste en la opinión púbica ensayando maniobras cada vez más osadas y tiránicas. Por eso los católicos debemos permanecer vigilantes, para atajarles el paso cuantas veces sea necesario, siempre en forma legal, pacífica y ordenada, y contando con la más eficaz de las armas, la opinión pública.

JPEG - 42.4 KB
La reacción popular contra el intento de coartar la libertad de conciencia fue incontenible.


Suscríbase a nuestro
boletín electrónico
Nombre
Correo

Comentarios

  • ¡¡¡BRAVOOOOOO!!!!! ¡Que Dios les bendiga, que la Vírgen Santísima y San José les proteja! :)

    Responder

    • Que buena noticia, me alegra saberlo, no tengo nada en contra de los homosexuales pero era lo mejor, lo justo, cuidemos nuestras tradiciones, a la familia, a los niños, yo les diría que la verdadera tolerancia está en el respeto a las opiniones de todos y si la mayoría está en contra es porque primero es la voluntad de Dios Todopoderoso, les pido más bien que no tengamos una conducta de desprecio por los homosexuales sino hay que brindarles amistad y apoyo porque finalmente todos somos hijos de Dios.

      Saludos

      Manuel

    • Manuel, tienes que distinguir. No puedes exortar a que "cuidemos la familia, a los niños", y al mismo tiempo expresar que no tienes nada contra los homosexuales. Pues la propagación de la homosexualidad es un golpe de muerte a la familia y a los niños.

      La distinción precisa la hace San Agustín, cuando señala que en el pecador hay que rechazar categóricamente el pecado, pero al mismo tiempo amarlo por ser capaz de salvarse. Y justamente el modo de ayudarlo a salvarse es ayudarle a ver, con tacto y prudencia, el mal de su conducta pecaminosa. De ello dio un ejemplo perfecto Jesucristo, cuando perdonó a la mujer adúltera diciéndole "Vete y no peques más". Así debemos proceder con los homosexuales que consintieron en su mala inclinación y se entregaron a ese vicio nefando.

      Saludos,

  • A pesar de que no sea practicante de alguna confesión en especial, aplaudo la medida de la ciudadanía. Mientras esas ONG´s nos tilden de "homófobos", pues yo tildo a dichas ONG´s como "HETERÓFOBOS". Ellos son anti-nosotros.

    Responder

  • es una alegria que existan personas que son escudos de la fe... la lucha contra estos pobres hombres animalizados será hasta el final de los tiempos. que la virgen os acompañe

    Responder

  • Las buenas noticias van llegando.....sumando esfuerzos vamos mejorando...

    Responder

Comentar

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.



Comentar en Facebook