Portada del sitio > Formación católica > Santos y grandes personajes > Patrocinio de San José sobre las familias cristianas

19 de Marzo: San José, castísimo esposo de María

Patrocinio de San José sobre las familias cristianas

por Martín Jorge Viano

Miércoles 18 de marzo de 2020

Próximos a la fiesta de San José ofrecemos a nuestros lectores este breve artículo para motivarlos a ser fervorosos devotos del castísimo esposo de María Santísima.

Motivos no faltan para empeñarnos en ello.

Basta pensar que en las letanías de San José se le llama “gloria de la vida doméstica”, “sostén de las familias”, “consuelo de los desgraciados” —títulos éstos que son explanados bella y profusamente en los documentos pontificios, en los que insistentemente se inculca la devoción a San José y a la Sagrada Familia— para comprender cómo necesitamos de tan poderoso intercesor.

En particular, debe ser destacado, precisamos la especialísima protección de San José para enfrentar la gravísima crisis moral y religiosa que sufre hoy la institución de la familia, acosada al punto que se pretende desnaturalizarla con la introducción de leyes que legitiman la unión entre personas del mismo sexo y facilitan la práctica del terrible crimen del aborto, es decir, de la matanza de inocentes en el vientre materno.

En ese sentido, conviene recordar que el Papa Benedicto XV enseñó que “por San José somos conducidos directamente a María, y mediante María a la fuente de toda santidad, Jesús, que con su trato consagró en José y María las virtudes domésticas. Hacia estos grandes ejemplos de virtudes mucho deseamos se vuelvan las familias cristianas, conformándose a ellas. Y así como la familia constituye el fundamento de la comunidad del género humano, cuando se llegue a la máxima firmeza de la sociedad doméstica, protegida en su castidad y fe, una nueva fortaleza y una como nueva sangre se difundirá por todos los miembros de la sociedad humana, corriendo a todas partes la virtud de Cristo; no sólo se seguirá la enmienda de las costumbres privadas, sino también de la vida común y de la disciplina civil” (Motu proprio del 25 de julio de 1920).

“A San José le ha concedido Dios un gran poder para ayudar en todo” (Santa Teresa)

Para animar a los lectores a emprender este camino, recordamos que quien más propagó la devoción a San José fue Santa Teresa de Ávila, milagrosamente curada por él de una terrible enfermedad que la tenía casi paralizada y ya era considerada irreversible.

En adelante Teresa la Grande ya no dejó nunca de recomendar a las gentes que acudieran a él. Y repetía: “Otros santos parece que tienen especial poder para solucionar ciertos problemas. Pero a San José le ha concedido Dios un gran poder para ayudar en todo".

“Tomé por abogado y señor al glorioso San José”, decía Santa Teresa de Jesús.

No me acuerdo hasta ahora, agregaba, haberle suplicado cosa que la haya dejado de hacer. Es cosa que espanta las grandes mercedes que me ha hecho Dios por medio de este bienaventurado santo ... No he conocido persona que de veras le sea devota que no la vea más aprovechada en virtud, porque aprovecha en gran manera a las almas que a él se encomiendan ... Solo pido por amor de Dios que lo pruebe quien no le creyere y verá por experiencia el gran bien que es encomendarse a este glorioso patriarca y tenerle devoción.

En Turín, San Juan Bosco dedica un altar a San José

San José con la Sagrada Familia, pintado por Lorenzone bajo supervisión de san Juan Bosco

Nos complace recordar que San Juan Bosco, el gran apóstol de María Auxiliadora, lo era también de San José.

Así, el altar dedicado a San José, muy grande y bello, tiene la particularidad de que es el único altar del Santuario de María Auxiliadora de Turín-Valdocco que ha quedado como lo quiso Don Bosco, aún después de los trabajos de ampliación de la Basílica realizados entre 1934 y 1938.

El cuadro central fue pintado por Lorenzone (el mismo autor del gran cuadro del Altar Mayor) que trabajó siguiendo las indicaciones precisas de Don Bosco.

Se presenta a San José con el Niño en sus brazos; junto a él, en actitud dulce y materna de aprobación, tenemos a María que tiene las manos juntas.

Un detalle importante: el Niño Jesús le da a San José rosas y el Santo las deja caer sobre la Iglesia de María Auxiliadora y el Oratorio de Turín-Valdocco, que aparece como estaba en 1869. El día de la inauguración, explicando el cuadro, Don Bosco dijo: “Las rosas blancas y rojas son las gracias que Dios nos concede; también las rosas rojas, que van acompañadas por el dolor, los sufrimientos y los sacrificios, vienen de Dios y son las mejores”.

Devociones a San José

Fiesta: 19 de Marzo
Mes de San José: Marzo
El miércoles, tradicionalmente ha sido considerado el día de San José

Oración al Glorioso Patriarca San José (de Santa Teresa de Ávila)

Glorioso Patriarca San José,
cuyo poder saber hacer posibles
las cosas imposibles,
venid en nuestra ayuda en estos momentos
de angustia y dificultad.
Tomad bajo vuestra protección
las situaciones tan serias y difíciles
que os encomendamos a fin de que
tengan un feliz solución
Nuestro bienamado Padre,
toda nuestra confianza está puesta en Vos.
Que no se diga que os hemos invocado en vano,
y puesto que Vos podéis todo
ante Jesús y María,
mostradnos que Vuestra bondad es tan
grande como Vuestro poder. Amén



Suscríbase a nuestro
boletín electrónico
Nombre
Correo

Comentar

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.


Comentar en Facebook