Portada del sitio > Temas internacionales > Revolución cultural > La nueva película “Joker” no es cosa de risa

La nueva película “Joker” no es cosa de risa

por John Horvat II

Martes 22 de octubre de 2019

La nueva película “Joker” es mucho más que una simple película. Este éxito de taquilla, sangriento e intensamente violento, es una proclamación de los fracasos de nuestra sociedad. Es un síntoma más de una cultura que ha perdido la brújula.

Hay películas que inspiran a la gente grandes realizaciones. Hay otras que tienen belleza y moralejas. “Joker” fue hecha para horrorizar. Propone un antihéroe especialmente peligroso para nuestros tiempos.

Las historietas de Batman (1940) introdujeron al Guasón como un ladrón que mataba a sus víctimas dejándolas con una sonrisa grotesca.

No nos debería sorprender que la mayoría de la crítica haya presentado reseñas favorables al film. Ha sido hecho para abrumar. Hollywood ha empleado todos los medios para convertirla en un éxito de recaudación. En esta película podremos ver los mejores talentos, con las mejores actuaciones, dirección y técnicas que el dinero puede pagar. El intenso desarrollo de la trama es el resultado de tomar una fantasía de historieta, aplicarle un presupuesto elevado, convertirla en una historia de horror y envasarla en 122 minutos sensacionales.

Es previsible que veamos una prensa acomodaticia ansiosa de glorificar la violencia y de crear revuelo en torno de filmes que reflejan la intemperancia frenética de nuestros días. Esta película complace a un público que ansía sensaciones y emociones fuertes por encima de todo. Todas estas cosas se juntan en “Joker”.

Un mensaje peligroso

Así pues, dejemos a los críticos delirar como de costumbre. Nosotros no podemos ni queremos aumentar sus adulaciones. Nuestra tarea es considerar lo que significan películas así para nuestra sociedad en crisis.

El lanzamiento de “Joker” nos muestra que hay una industria cinematográfica dispuesta a enviar un mensaje peligroso al público.

El mensaje se halla en la historia de un hombre trastornado que trabaja como payaso amateur. Es golpeado, humillado y rechazado en la corrupta Gotham, ciudad infestada de delincuencia. La forma en que lo trata la sociedad lo lleva a procurar venganza asesinando a crueles empresarios y uniéndose a criminales.


Así este personaje se convierte en el Guasón, archicriminal presentado en las aventuras de Batman. Esta película es un perfil psicológico y un intento de explicar cómo es que el Guasón llegó a tal nivel de depravación.

Lo que hace muy peligroso a este film es que destaca los mismos perfiles psicológicos que se han hallado en tiradores masivos, cuyas matanzas han aterrorizado a nuestra nación. El mensaje es que cualquier persona aislada que se considere víctima de la sociedad, se puede convertir en el Guasón siguiendo su peligrosa perspectiva.

No necesitamos ese mensaje. Los peligros son muy reales. Hasta la productora Warner Brothers reconoció el riesgo de violencia al publicar una declaración diciendo que la película fue hecha “para provocar conversaciones difíciles sobre temas complejos”, y no para hacer del Guasón un héroe.

No necesitamos esas conversaciones.

Las fuerzas policiales están bien conscientes del peligro. Y estuvieron en alerta durante el fin de semana de estreno del film, en caso de que algún solitario quisiera seguir los pasos del Guasón. Ellos saben que las ideas causan efectos.

Una perspectiva peligrosa

En consecuencia, surge un segundo problema importante con “Joker”. Su estreno muestra que tenemos unos medios y una cultura dispuestos a propagar una visión falsa y peligrosa, que favorece un mundo desalentador y lúgubre.

La aplaudida novela gráfica
"La broma mortal" (1988), ya presenta
a un Guasón-víctima que enloquece
y actúa con sadismo chocante.

La manera en que el film presenta las situaciones, indica a los jóvenes confundidos que ellos también pueden estar siendo víctimas de incomprensión y de circunstancias incontrolables. En el relato está mezclado el veneno de la lucha de clases, tanto el discurso de “matar a los ricos” como la acción. En el mundo del Guasón, los problemas no derivan de los actos contra la Moral, sino que son parte inherente del Sistema. La venganza es posible y está justificada para todas las víctimas del mundo. El suyo es un mundo nihilista sin significado, libre albedrío ni voluntad.

El mundo del Guasón no tiene bondad, verdad ni belleza. Dios no tiene ningún papel en esta historia retorcida y obscura. En las palabras del crítico Rex Reed, la película representa “el alma de un monstruo en el infierno, en una película que es genial, oscura, terrorífica, asquerosa, brillante e inolvidable”.

Este espectáculo aterrador puede servir como un modelo torcido para los jóvenes deprimidos y solitarios que ocupen las periferias de nuestra perturbada sociedad. Quienes compartan la óptica del personaje pueden sentirlo como algo propio.

El antihéroe de una anticultura

Alguien debería preocuparse con la tragedia de una cultura que vende esta mercancía. Pero parece que a nadie le importa.

Si bien el Guasón no es un “héroe”, sí es un antihéroe de una anticultura fruto de la destrucción posmoderna de las certezas. Una anticultura que cultiva el horror. Este film procura complacer nuestra manía por experimentar sensaciones, aun cuando causen terror y miedo.

Películas como esta son tóxicas, especialmente en el clima polarizado de nuestros días. En nombre del entretenimiento, presentan personajes egocéntricos que solo intensifican la división y la lucha de clases. Pintan una sociedad brutal, quebrantada e ininteligible, carente de sentido y razón de ser.

En verdad, “Joker” representa todo lo que no queremos en nuestra sociedad. Necesitamos héroes que practiquen la virtud. Necesitamos personajes que unifiquen y no dividan a la sociedad. Tiene que haber gente que venza las dificultades y no se deje obsesionar por ellas. Personajes como el Guasón no construyen una sociedad: la destruyen.

No es solo“Joker”; es todo un género de entretenimiento que presenta una imagen de la vida que apela a todo lo macabro, violento y egoísta.

La macabra representación del Guasón en "El Caballero Oscuro" (2008) no justifica al criminal, pero fue preocupantemente aclamada. Es la pura maldad: corrompe a la gente honrada poniéndola en la necesidad de matar.

Siguiendo un mismo guion

Lo peor de todo es que Hollywood trata tales filmes como algo normal. La violencia sangrienta y las tramas demenciales son tenidos como entretenimientos que no tienen impacto en nuestro mundo. Los medios insisten en que no hay ninguna conexión, aun cuando el mismo guion sea interpretado en la vida real por “guasones” solitarios que también viven vidas quebrantadas, sin familia, sin estructura y sin Dios.

En algún lugar, el próximo autor de un tiroteo vive una vida aislada y oscura. Lo único que nos podemos preguntar es si el film“Joker” no tendrá algún papel en su camino a la demencia.

El nuevo Guasón-víctima puede servir de modelo
para los jóvenes deprimidos y solitarios.
¿Se estarán alistando nuevos "guasones"?

Tal advertencia podrá parecer exagerada, porque a fin de cuentas no es más que una película. Sin embargo, ¿podemos darnos el lujo de no ponderar esta pregunta?

El autor es uno de los directores de la Sociedad Norteamericana de Defensa de la Tradición, Familia y Propiedad (TFP).
Las imágenes son propiedad de DC Comics o de Warner Bros.



Suscríbase a nuestro
boletín electrónico
Nombre
Correo

Comentarios

  • Me encanta el arte del cine. Pero hace mucho que no veía una película tan fuerte emocinalmente hablando, que me dejo una tristeza tremenda. Justificar lo injustificable, es personalmente el fondo de esta película. Si te trata mal la sociedad , vengate de ella. Un mensaje peligroso para los jóvenes de hoy, hacia los cuales va dirigida esta pelicula, fanaticos de los comics. No la recomiendo ni por asomo para niños o adolescentes. Concuerdo totalmente con el autor de esta nota sobre la pelicula.

    Responder

  • Me encanta el cine. Pero hace mucho que no veia una pelicula tan cruda en efectos y actuacion. Justificando la violencia y el desorden "por que la sociedad te ha tratado mal", se llega al extremo de plantear matar hasta la madre.
    Película que impulsa la sinrazón de la razón, es no apta para niños ni adolescentes, publico a la que va dirigido, los jóvenes de esta generación, a los cuales les encanta el cómic, y reciben un mensaje subliminal en donde prima la venganza y el odio irracional.
    No quise leer este articulo antes de verla, pero estoy totalmente de acuerdo con todo lo que se expone en el.

    Responder

Comentar

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?

Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.


Comentar en Facebook