Portada del sitio > Especiales > En Defensa del honor de Jesucristo y sus santos > 2012 - Miraflores > La revolución cultural y el despertar católico

BALANCE DE UNA CAMPAÑA DE OPINIÓN

La revolución cultural y el despertar católico

Sábado 3 de noviembre de 2012

JPEG - 37.4 KB

Nunca imaginamos que un simple pedido de católicos al señor alcalde de Miraflores para que respete la fe de los vecinos y no patrocine ofensas públicas a sus creencias y símbolos religiosos, causaría tal revuelo: en diez días, del 18 al 27 de octubre, la petición promovida por Tradición y Acción generó más de 150 repercusiones de prensa como de internet —incluso varias del exterior—, produjo miles de visitas a nuestros artículos sobre el tema en la web, y encendió una polémica en las redes sociales que aún continúa.

La iniciativa, como se sabe, fue motivada por una exhibición obscena y ultrajante a Jesucristo y a los santos peruanos, realizada en un local de la alcaldía miraflorina, la galería de arte Luis Miró Quesada Garland.

Respeto, el eje de la cuestión

La protesta ciudadana fue más que justificada. El respeto es una condición básica de la convivencia civilizada. ¿Quién no desea ser respetado, ser considerado y tratado de acuerdo a su dignidad propia? ¿Y qué católico no se siente herido hasta el fondo de su alma, viendo hacer escarnio de Jesucristo bajo pretexto de “arte”?

Fue exclusivamente ese respeto lo que, con calor y contundencia, reclamaron los comentarios personales que acompañaron las más de 1400 firmas de protesta enviadas a la Alcaldía de Miraflores. Todos esos comentarios se funden en un solo clamor: respétennos. Respeten a los vecinos, respeten nuestra fe católica; respeten sobre todo a Jesucristo y a los héroes de la fe que son los Santos de la Iglesia. No jueguen con las convicciones religiosas del 90% de los peruanos.

Este pedido tan sencillo, tan justo, tan razonable, suscitó sin embargo una reacción verdaderamente furiosa de un sector ideológico: no hubo epíteto, agravio ni insulto que fuese ahorrado a los promotores y adherentes del petitorio, ¡y hasta a la propia fe católica!; agravios que lamentablemente cierta prensa acogió con verdadera fruición.

¿Existe un “derecho” a ultrajar?

Un ejemplo de muestra: en un solo dia (viernes 26-10-2012), “El Comercio” publicó tres artículos denigrando la iniciativa de Tradición y Acción. Eduardo Lores consideró nuestro pedido como obra de “tenebrosas voces surgidas de las cavernas de una secta dizque católica” (aparte de lo ridículo, ¡qué desmesurado ánimo de injuriar!...) [1]; más sobria, Liuba Kogan nos tildó de grupo “ultraconservador” [2]; mientras que Juan Manuel Robles, tras calificar a Nuestro Señor Jesucristo de mera figura de la mitología (sic!) cristiana y a los crucifijos como miniaturas ensangrentadas de su cuerpo en una cruz”, agrega:

Tenemos derecho a caricaturizar a Jesús, a ponerle caras chistosas, a pintarle el pelo de rojo y a agujerearlo no ya con los clavos romanos sino con aretes y piercings. Tenemos derecho a travestirlo, a incluirlo en una película de zombis, a desnudarlo y a ensayar una versión probable de esa desnudez, en dos dimensiones o en tres. Tenemos derecho a a decir que Jesús era peruano (porque hizo aparecer trago en una reunión donde sólo había agua...). Podemos disfrazarnos de él en Halloween y hacer las variaciones que nos plazca: Jesús hipster, Jesús psicodélico, Jesús wachiturro y Jesús guachimán”... [3] ¿Para qué seguir? Es el agravio en estado puro...

Reivindicar ese supuesto “derecho” a faltar el respeto y maltratar a todo y a todos, incluso a lo más sagrado, significa el toque de difuntos de la convivencia civilizada. En materia periodística, el autor de esa nota se comporta como lo que en materia social fue la horda de apedreadores de La Parada, los días 25 y 27 de octubre: es un bully del partido de la impiedad, un destructor, un vándalo intelectual. ¿Será que “El Comercio” no evaluó lo contraproducente que puede resultarle abrir sus páginas a formas tan embrutecidas de “periodismo”?

Alcalde católico, abanderado del relativismo

El denominador común de estos artículos, como de casi todos los que nos atacaron, fue ignorar lo esencial de la protesta y clamar contra una imaginaria “censura al arte”. Una “censura” que, dígase de paso, nunca hemos pedido: lo único que se pidió —lo repetimos— es que se respete la fe católica y no se permita que con patrocinio oficial se la agravie gratuitamente.

Lamentamos que el alcalde miraflorino haya sido insensible a ese pedido. Al margen del descrédito que ello inexorablemente le acarreará, el Sr. Muñoz buscó justificarse diciendo: “No existe muestra cultural que se pueda calificar de buena o mala” [4]. Increíble, esa profesión de relativismo en boca de un católico. Imaginemos una “muestra cultural” en que se haga apología del nazismo, o de Sendero Luminoso, o del consumo de drogas: ¿no sería considerada mala? ¿La cultura estará entonces por encima del bien y del mal, de la ley moral? ¿A qué desatinos, a qué locuras puede conducir el pensar así?

La coalición de los libertarios rumbo a la anarquía

Un aspecto llamativo de esos ataques a nuestra iniciativa fue que mancomunaron en un mismo griterío a liberales, marxistas, apóstatas del catolicismo, feministas, y hasta católicos progresistas. ¿Qué fue lo que logró unir así a corrientes tan dispares?

Es que todas ellas profesan, cada una a su manera, una concepción absolutista, casi divinizada, de la libertad. En su ensayo Revolución y Contra Revolución, Plinio Corrêa de Oliveira explica: “Dos nociones concebidas como valores metafísicos expresan bien el espíritu de la Revolución: igualdad absoluta, libertad completa. Y dos son las pasiones que la sirven: el orgullo y la sensualidad” [5].

De hecho, liberales y marxistas comparten esa metafísica igualitaria-libertaria. Ellos representan dos etapas de un mismo proceso revolucionario, y sus divergencias ideológicas son apenas accidentales y de superficie; pues, llevadas a su extremo lógico —la utopía libertaria—, ambas corrientes convergen en la anarquía, meta implícita del liberalismo y explícita del marxismo. Por eso, ambos reivindican una “libertad de expresión” omnímoda en materia de arte, que no es otra cosa que la anarquía artística, hija del relativismo total.

Mientras la verdadera arte atrae multitudes, la seudo-arte “moderna” sobrevive con respiración artificial...

El gran problema para esos anarco-artistas es que, al contrario de lo que blasonan, el arte sí tiene reglas que todo el mundo comprende. Son las propias leyes de la estética del Universo, presentes en la naturaleza y reflejadas en todos los estilos artísticos consagrados, por más diversos que sean en sus formas de expresión. Esas reglas no inhiben la creatividad sino que la estimulan, sirviendo de pista de despegue para el talento artístico y la búsqueda de la perfección, meta de la verdadera arte.

La llamada “arte moderna” quiso romper con esa maravillosa constelación de principios de estética —de unidad, de variedad (gradualidad, musicalidad, luminosidad, armonía, simetría, opuestos armónicos, proporción, centralidad, etc.)— para dar rienda suelta a un puro subjetivismo individualista, que equivale al enloquecimiento del arte: es el capricho llevado hasta los absurdos cada vez más delirantes, que nadie entiende, a veces ni siquiera el propio artista... Pero, al romper con la belleza objetiva —que es el “esplendor del Bien y la Verdad”— esa seudo-arte terminó divorciándose del sentir común de la población, y se autocondenó a quedar confinado en galerías que funcionan como templos-antros de una secta libertaria a ultranza, ghettos de iniciados al margen de la vida real.

JPEG - 25.1 KB
Enormes colas para ver cuadros de Caravaggio en el Museo de Arte de São Paulo, septiembre de 2012 (Bruno Azevedo – “O Globo”)

Por ejemplo, a la declinante Bienal de arte moderna de São Paulo, cada vez más vacía de público, hoy acuden casi sólo contingentes de escolares “arreados” por sus profesores, porque el Ministerio de Educación les obliga a ello para no cortarles ayudas fiscales (lo cual equivale a un chantaje). Nadie, excepto el petit troupeau de los iniciados, se interesa por ver esas colecciones de mamarrachos. En contraste, en la misma São Paulo una exposición de lienzos del gran pintor barroco Michelangelo Caravaggio y sus discípulos, traídos ex profeso desde Italia, atrajo entre agosto y septiembre pasado a 180 mil visitantes (¡3 mil por día!) [6]. La misma muestra fue llevada a Brasilia, donde el flujo llegó a 4 mil visitantes por día, en su mayoría jóvenes [7]
. Otra demostración de cuánto los vientos de la Historia soplan hoy, también en materia artística, en dirección opuesta a los devaneos revolucionarios.

JPEG - 54.4 KB
Popularidad del verdadero arte: En nueve días 13 mil personas asistieron a la misma muestra en Brasilia.

En verdad, el “arte moderna” sobrevive exclusivamente gracias a la respiración artificial que le brinda la macropublicidad, la misma publicidad que patrocina las demás formas de revolución cultural; de lo contrario, hace tiempo se habría extinguido.

La pasividad de los católicos quedó atrás

La muestra sacrílega de Miraflores es una prueba más de esto. La artista, que confiesa vivir una especie de anarquía psíquica, violó una regla esencial de la estética social, el respeto a los valores religiosos. Quiso ignorar esa forma superior de arte que es el arte de vivir y de convivir, del cual el respeto —sobre todo a la religión— es un componente básico, como lo son las demás buenas maneras. Y la masiva protesta que generó ha demostrado que las reglas de convivencia civilizada no se violan impunemente.

Ese es el gran mensaje que deja la protesta ciudadana de Miraflores: los católicos están saliendo de la pasividad, cada vez más dispuestos a defender su fe y exclamar como el Bautista: “No te es lícito” [8], siempre que sea necesario. Y las autoridades deberán tomar nota de esta realidad, bajo pena de perder su propia razón de ser como servidores de la población.

Para Tradición y Acción fue una verdadera alegría haber podido defender, junto a tantos miraflorinos y peruanos de bien, la honra y la dignidad de Nuestro Señor Jesucristo. Alegría aumentada por el hecho de haber afrontado el verdadero vendaval de odio anticatólico que se desató contra esta iniciativa, un alarido de cristianofobia publicitaria, inédita en el Perú. Tuvimos el honor de dar la cara por Cristo Rey y la fe católica, y eso nos llena de contentamiento.

Sin duda todos los que nos acompañaron en esta defensa se hacen acreedores de la bienaventuranza prometida por el mismo Salvador: “Al que me confiese delante de los hombres, Yo también le confesaré delante de mi Padre celestial” [9].


[1 Breve lección de estética, “El Comercio”, 26-10-2012, pág. B2.

[2 La función social del arte, “El Comercio”, idem, pág. A27.

[3 El derecho de dibujar a Dios, idem, ibid., pág. A28.

[5 Revolución y Contra-Revolución, 1a edición peruana, ed. Tradición y Acción por un Perú Mayor, Lima 2005, Primera Parte, Cap. VII, 3, pág. 66.

[8Marcos 6:19.

[9Mateo 10:32.



Suscríbase a nuestro
boletín electrónico
Nombre
Correo

Comentarios

  • Permítanme subrayar algunas palabras del alcalde en la entrevista a "La República" señalada en este artículo:
    * El trabajo de Planas "es y ha sido bienvenido".
    * "... estamos haciendo lo que tenemos que hacer y vamos a seguir en esa línea".
    * "... que se respire libertad a través del arte como debe ser. (...) Apostaremos por muestras de gran calidad LES GUSTEN O NO a los visitantes".

    Responder

    • Hay antecedentes de esta situación. El más famoso fue otra autoridad que le preguntó a Jesús "¿y qué es la verdad?", dudó entre Él y Barrabás, y por fin lo entregó a los verdugos y para completar se lavó las manos. ¿No se parecen?

      Otra cosa: Justo AL LADO de la Municipalidadad está la iglesia de la Virgen Milagrosa. ¿Qué hicieron el párroco y los sacerdotes en el caso? Sería bueno que lo den a conocer, porque ya circula la versión de que no tuvieron tiempo de defender a Nuestro Señor de ese ultraje horrible, porque estaban demasiado enfrascados en el tema de los gatos del Parque Kennedy...

    • Ver lo malo como bueno y lo bueno como malo, es el triunfo del maligno, y hay personas que no se han preocupado en crecer espiritualmente, y por ello han han sido presa fásil del engaño del maligno, estas acciones sin ir a lo religioso, veamos la ley 27815 Ley de Código de Etica de la Función Pública (art.3) cuyo fin es "lograr una mejor atención a la ciudadanía priorizando y optimizando el uso de los recursoso públicos ...respetando..siendo probos buscando la justicia y equidad (art.6)", yo les preguntaría en qué ha beneficiado o contribuído a ciudadanía tanta morbozidad, legalmente ya estan utilizando fondos indebidamente porque no se está cumpliendo ningún objetivo que debe estar plasmado en un Plan Anual de Actividades debidamente sustentado y aprobado institucionalmente, seguro que se presentó de momento, eso merece una revisión por parte el Órgano de Control Institucional del Municipio,y cualquier persona lo puede hacer y presentar la denuncia adjuntando las pruebas, porque no se puede permitir que malogren la mente y encima con dinero nuestro y del estado, además para nosotros los católicos es una gran ofensa que no podemos dejar pasar, los felicito mucho. Quedo a su disposición si desean algo en que yo pueda colaborar, soy auditora gubernamental y católica practicante.

    • Las últimas informaciones que tuve fuè realmente en base a que indicaron que despidieron al encargado del Museo y la Exposición fue sensurada, felicito de todas maneras a quienes promovieron estas actividades en protesta de las ofenzas causadas a nuestro Señor Jesucristo, el tuvo una Ira Santa cuando viò su templo profanarse con mercaderes que hacía del lugar un lugar de mercado, menos espiritual, de la misma forma debemos nosotros con todo nuestro derecho y con toda nuestra fè defender nuestras creencias y pedir mucho respecto en todo esto. Debemos de ser muy fuertes en nuestras convicciones y en nuestras luchas, porque sè que se viene cosas mas fuertes en contra de nuestra FE, por eso es dicho que la Madre Santísima desea que se le reconozca bajo la advocación de Protectora de la Fe.
      El protestar con el Rosario y defender lo nuestro, no es mas que una señal clara de que estamos en la fuerza del Espiritu y con EL TODO SE PUEDE, POR LO QUE ESTEMOS VIGILANTES Y ATENTOS, LOS QUE ESTAN PENDIENTES DE ESTAS OFENZAS, DENSEN CUENTA QUE EN ARGENTINA HUBO UNA SITUACION TRISTE Y LOS CATOLICOS DEL LUGAR DEFENDIERON COMO PUDIERON ANTE UNA MASA QUE INSULTABA A LA IGLESIA.

      QUE EL SEÑOR NOS BENDIGA A TODOS SU RESTO FIEL

    • Es un pobre diablo este Alcalde de Miraflores. Y lo voy a demostrar.
      1) No sabe respetar las sagradas creencias que cada uno tiene enraizadas dentro de su espiritu y el sacrificio hasta con la vida han dado muchos catolicos defendiendo su fe.
      2) Un alcalde que ha sido elegido por un pueblo que es el 90% catolico si no se da cuenta que esta traicionando a quien lo eligio como autoridad, simplemente es una persona de bajo coeficiente intelectual, lo cual es peligroso.
      3) Si es su manera de pensar,
      afender para hacerse notar: ¿que lo diferencia de los grupos extremistas que amenazan la paz de la nacion?.
      4)Ahora tendre en cuenta que para votar tengo que averiguar que piensa de su origen el candidato. Puedo equivocarme pero no repetire el error de dar mi voto
      a gente bruta e irrespetuosa.
      Es muy posible que no se haya dado cuenta que perdio miles de votos. Pero tengamos en cuenta que es peligroso tener una autoridad de esta calaña.

    • El señor Muñoz hace tiempo que actua de espaldas a la ciudadanía que lo eligió y me arrepiento de haber votado por él.
      Da muestra de ensalada mental al confundir LIBERTAD: Que es el ejercicio del derecho propio, con respeto al derecho ajeno, con LIBERALISMO: Que es ejercer una actividad económica o estética sin sujeción a una determinada corriente o escuela, con LIBERTINAJE: Que es la anarquía y caos ético y moral del individuo, y por último no se si conocerá el sentido de LIBERALIDAD, que ya es otra cosa.
      El arte, señor Muñoz, igual que la religión, la milicia, y el deporte es una disciplina, y como tal si tiene reglas, tanto sectoriales de acuerdo a la disciplina artística a que se refiera (música, escultura, literatura, pintura, etc.) como reglas generales que las cubren a todas y las principales son el sentido estético y la ponderación. Las que usted desconoce.
      Solo queda promover: BOICOTEAR CUALQUIER EXHIBICION DE LA SRA. PLANAS Y CUALQUIER POSTULACION DEL SR. MUÑOZ, QUE SEGURO INTENTARAN NUEVAMENTE.

Comentar

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.



Comentar en Facebook