Portada del sitio > Quiénes somos > Plinio Corrêa de Oliveira > El pavo real y el cisne

AMBIENTES, COSTUMBRES, CIVILIZACIONES

El pavo real y el cisne

Sábado 17 de octubre de 2009

El pavo real y el cisne simbolizan la nobleza —aunque de maneras y en grados diferentes—, porque ambos tienen, inherente a su naturaleza, una cierta superioridad. El pavo real, adornado con todo lo que esrico y complejo, invita al análisis y a la admiración. El cisne, al contrario, es noble por su extrema simplicidad. Tiene como ornato el color blanco, que es la síntesis de todos los colores. Por eso, todas las bellezas que existen en el pavo real también están presentes, de cierta manera, en el cisne, de modo simplísimo.

El pavo real fue hecho para vivir en el suelo; el cisne en el agua, reflejando en ella su hermosura. No hay, sin embargo, postura más simple que estar flotando sobre las aguas.

El pavo real tiene el lujo del plumaje: ¡una maravilla! Sin embargo, las líneas del cisne son mucho más elegantes. Sobre todo su cuello presenta la nota de la altanería: es un cuello largo que se dirige hacia atrás y mira con calma, de lo alto de su punto culminante, hacia los animalitos que flotan sobre el agua, que le servirán de alimento.

Es muy bonito algo que mueve algo. Pero cuanto más modesto es el agente que mueve algo superior, tanto más noble es el movimiento. Ahora bien, el cisne con un discreto movimiento de patas se desliza suavemente sobre las aguas, dejándonos picados de una como que envidia.

En suma, el pavo real tiene toda la nobleza y toda la belleza de la complejidad, del talento, mientras que el cisne es majestuoso por su propia simplicidad.

¿Cuál de los dos es más noble?

Son verdaderamente admirables la albura y la simplicidad del cisne: dos altas cualidades. Por eso resulta fácil decir: "porque es muy simple, es más bello".

Sin embargo, imaginen una corona de oro engastada de piedras preciosas, y otra del mismo formato, solamente de oro. ¿Cuál de las dos es más hermosa? Evidentemente la ornada de piedras preciosas.

Entonces, ¿por qué las gemas imaginarias del plumaje del pavo real no le valen lo que las piedras preciosas representan para la corona?


Extractos de una conferencia del Prof. Plinio Corrêa de Oliveira para socios y cooperadores de la TFP, el 6 de noviembre de 1992. Sin revisión del autor.



Suscríbase a nuestro
boletín electrónico
Nombre
Correo

Comentar

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.



Comentar en Facebook