Portada del sitio > Quiénes somos > Qué somos, qué queremos, qué hacemos > Formando jóvenes para el futuro de la Cristiandad

Tradición y Acción reune jóvenes en Cusco

Formando jóvenes para el futuro de la Cristiandad

Miércoles 23 de enero de 2008

A pesar de su avance aparentemente arrollador, la revolución cultural neo-marxista que corroe el Occidente tropieza con obstáculos inesperados y cada vez más difíciles de sortear.

Tendencias conservadoras en la juventud

Tal vez el más crucial de ellos es que una parte significativa del público joven —principal blanco estratégico de esta revolución— se muestra desilusionado de ella; muchos incluso le dan las espaldas y siguen otros rumbos, adoptando posiciones crecientemente conservadoras en materia de religión, famila, moral, manifestaciones culturales, etc.

Prueba de este fenómeno son las multitudes juveniles que, en número siempre mayor, marchan cada año contra el aborto en Estados Unidos, o testimonian abiertamente su fe en los grandes santuarios marianos del mundo como Fátima, Lourdes, Guadalupe, etc. Esas muchedumbres dan testimonio de que definitivamente algo le está saliendo mal a esa revolución corruptora y degradante.

Entre los que así se “desconectan” de la onda revolucionaria, muchos se vuelven con avidez y esperanza hacia el polo opuesto, el ideal católico auténtico y pleno: “instaurar todas las cosas en Cristo” (Ef. 1, 10), que es precisamente la meta de la Contra-Revolución.

La alegría de compartir ideales

Expresiva muestra de esta tendencia fue el II Simposio Universitario de Formación Católica, que la Asociación Tradición y Acción por un Perú Mayor promovió en Cusco del 7 al 13 de enero último. Un antiguo Monasterio franciscano del siglo XVII, localizado en el mítico “Valle Sagrado de los Incas” y hoy convertido en excelente hotel, sirvió de escenario propicio para el evento, que atrajo a decenas de estudiantes de las principales ciudades del Perú —Lima, Arequipa, Cusco y Trujillo—, así como de Argentina, Brasil, Chile, Colombia y Estados Unidos.

Una réplica de la Imagen Peregrina Internacional de Nuestra Señora de Fátima presidió los estudios, que abarcaron tres bloques de temas: formación doctrinal y moral católica; análisis de la realidad contemporánea a la luz del ensayo Revolución y Contra-Revolución, del Prof. Plinio Corrêa de Oliveira; y teoría y práctica del apostolado universitario. El programa incluyó visitas culturales a los admirables monumentos de la civilización cristiana en Cusco y sus valles próximos, además de juegos y números artísticos.

La presencia de un digno Sacerdote permitió que los estudiantes pudiesen asistir a Misa diaria y recibir los Sacramentos, y varios de ellos recibieron también el Escapulario de la Virgen del Carmen.

La alegría de conocer la doctrina de la Iglesia y de tener una visión clara de la realidad actual, junto con el profundo contentamiento por compartir con tantos jóvenes los mismos ideales, fue la nota dominante de esos inolvidables días.

En la militancia católica germina el porvenir

Para reafirmar su militancia católica, al concluir el encuentro los jóvenes participaron de una campaña de venta de la revista “Tradición y Acción” en el centro de Cusco, con gran acogida del público, al punto que agotarse el stock de revistas. En seguida, un grupo de participantes peruanos y chilenos inició una “caravana” de difusión católica por la región Sur del Perú, que después de pasar por Puno, junto al legendario lago Titicaca —al cual varios veían por primera vez—, culminó en el norte de Chile.

De esta manera el Simposio alcanzó plenamente su objetivo: motivar a los jóvenes a emprender acciones concretas en defensa de los valores de la Civilización Cristiana, la Tradición, la Familia y la Propiedad. Ellos se convierten así en los “Herederos del Porvenir” – para usar la feliz expresión del Prof. Plinio Corrêa de Oliveira ­– , es decir, los que contribuyen a preparar un futuro de grandeza católica y mariana, en armonía con la espléndida vocación del Perú y de las naciones hermanas de Iberooamérica.

“Flashes” del simposio

James Bascom, Estados Unidos – “La impresión que me dejó el encuentro fue de admiración por la vocación del Perú y de América Latina en general. Si asume el reto de enfrentar con firmeza la presión revolucionaria para despojarla de su identidad católica, América Latina tiene por delante un grande y glorioso futuro"

Pablo Ignacio Mignone, Salta (Argentina) – “El Simposio trajo un aire de esperanza, mostrando que la juventud católica movida por la gracia de Dios y por la Virgen María, tiene el poder y la voluntad de contrarrestar la Revolución, siguiendo el ejemplo del recordado Dr. Plinio Corrêa de Oliveira y sus verdaderos continuadores”.

Ignacio Silva Galdames, Santiago de Chile – "Las conferencias han fortalecido mis convicciones católicas, especialmente sobre la necesidad de defender a la Iglesia, la devoción a Nuestra Señora y la fidelidad al Papado".

Santiago Escobar Camargo, Santafé de Bogotá – “En estos días tan desoladores, nada más importante y gratificante que encontrar jóvenes católicos de distintos países, dispuestos a levantar el estandarte de los principios morales y tradicionales, con un compromiso firme y desinteresado de oponernos a la revolución cultural que nos quiere arrastrar al abismo. Y nada mejor que las enseñanzas del Dr. Plinio para que forjemos una alianza con Nuestra Señora para revivir el espíritu católico y hacerlo triunfar”.

Diego Gavonel Gamero, Lima – “Esta experiencia me ayudó a reflexionar sobre la actitud que todos los católicos debemos tener, de estar siempre dispuestos a intervenir en defensa y apoyo de la Santa Iglesia Católica y de los valores morales perennes. También pude reflexionar sobre la terrible situación del mundo actual y la importancia de no ser indiferente”.

André Pesantes, Trujillo – "En este simposio, al cual gracias a la Santísima Virgen tuve la oportunidad de asistir, aprendí el verdadero sentido de nuestra Religión y el significado de la militancia católica, que hoy en día sólo puede ser la lucha contrarrevolucionaria”.

Alfonso Suclla Bernal, Arequipa – "El pensamiento del Dr. Plinio me esclarece acerca de la profundidad de la crisis moral y teológica que aflige a la Santa Madre Iglesia. Las conferencias me han llenado de santo valor para formar con mis amigos de Universidad una corriente que rechace el virus revolucionario. Conocer la Revolución y no combatirla, es pertenecer a ella".

Jaime Abarca, Cusco – “Considero una gracia de Dios haber participado de estos días en los que pude conocer mejor la admirable doctrina de nuestra Madre la Iglesia, y también a tantos jóvenes que anhelan ser parte de la Contra-Revolución. Todo esto ha cambiado el sentido de mi vida”.



Suscríbase a nuestro
boletín electrónico
Nombre
Correo

Comentarios

  • Es conveniente difundir estos eventos a fin de que mayor numero de jovenes y tambien niños puedan acceder a ellos igualmente profesores informarse y actualizarse en estos temas es sumamente beneficioso.

    Luis de Cusco

    Responder

Comentar

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.



Comentar en Facebook