Portada del sitio > Formación católica > Defendiendo la Fe y la ley natural > ¿Por qué es tan alto el índice de suicidio entre transexuales?

FRUSTRACIÓN, INFELICIDAD, DESESPERACIÓN

¿Por qué es tan alto el índice de suicidio entre transexuales?

Domingo 28 de mayo de 2017

JPEG - 19.1 KB
Ilustración de Matt Mahurin

La ideología de “género” es hoy la punta de lanza de una Revolución Sexual que desde los años 60 se pretende imponer al mundo entero. Con ciega obstinación busca dar carta de ciudadanía al “cambio de sexo”, ignorando los innumerables estudios científicos que demuestran que tal cambio es una farsa y que los resultados de su práctica han sido desastrosos, refiere el periodista brasileño Jurandir Dias, del Instituto Plinio Corrêa de Oliveira.

Este desastre se constata, por ejemplo, en la aterradora proporción de tentativas de suicidios a lo largo de la vida de los individuos transexuales, en cualquier edad. Nada menos que el 41% de ellos ha intentado suicidarse, según revela un importante estudio publicado en la prestigiosa revista trimestral “The New Atlantis”, de Washington, especializada en las relaciones entre sociedad, ciencia y tecnología.

El informe, intitulado Sexualidad y Género: hallazgos de las Ciencias Biológica, Psicológica y Social , tiene por autores a dos de los principales estudiosos sobre salud mental y sexualidad de los EE. UU., los doctores Lawrence Mayer y Paul McHugh [1].

Cirugía y hormonas no convierten mágicamente al hombre en mujer

JPEG - 15.7 KB
La feminista australiana Germaine Greer cuestiona los resultados del "cambio de séxo" quirúrgico

A pesar de que las feministas, juntamente con los homosexuales, sean las propulsoras de esa ideología, ellas mismas son obligadas a reconocer el desastre que ha sido el ficticio “cambio de sexo”. La feminista australiana Germaine Greer (foto), en una entrevista a BBC Newsnight, chocó a sus propios simpatizantes cuando, comentando el transgenerismo, afirmó que cirugía y hormonas no convierten “mágicamente” al hombre en mujer. Ella observa que “un gran número de mujeres no consideran que los hombres, después de la operación, se vean o suenen como mujeres, pero no se atreven a decirlo… A propósito, no todo el mundo se siente confortable en el pos-operatorio. Sé de varios casos, que me parece interesante notar, en que la persona que acepta el procedimiento [quirúrgico] siente después que ha sido un desastre [2].

La feminista tiene razón, pues son innumerables los casos desastrosos de cambio de sexo que llevaron a sus víctimas al suicidio. Entre ellos, uno de los más impactantes fue el de Mike Penner, un columnista de “Los Angeles Times” que se tornó un transexual famoso, conocido como “Christine Daniels”, comentarista de deportes.

JPEG - 30.9 KB
Mike Penner/"Christine Daniels", periodista deportivo que acabó suicidándose

Penner tenía un blog en la sección digital del periódico, llamado “La Mujer en Progreso” que fue una gran plataforma del activismo transgénero. Sin embargo, en 2008 cesó de publicarlo sin dar explicaciones. Al mismo tiempo decidió dejar de ser “Christine” y volvió a llamarse Mike. Un año después apareció muerto en su departamento. Había cometido suicidio. Su funeral fue estrictamente privado, sin la presencia de la prensa y de periodistas.

“La operación es falsa, no te cambia el sexo”

Alan Finch, australiano, vivió durante 17 años como si fuese una mujer llamada “Helena”. Acerca de su cirugía, declaró: La operación es falsa, no te cambia el sexo, eso es biológicamente imposible. Te mutilan los genitales y después te hacen creer que eres mujer, pero esto es falso. Interiormente, sigues siendo hombre”. Él define la operación de seudo-cambio de sexo como “hacerle liposucción a una persona anoréxica”, y dijo que después “el vacío es aún peor”.

Otro caso resonante fue el de “Renée Richards” (su nombre de mujer), cuyo verdadero nombre era Richard Raskind. Había sido campeón de tenis bastante famoso en los años 70. Su fama no se debió apenas a su destreza con la raqueta, sino a que fue una de las primeras personas del mundo que se sometió a la cirurgía de “cambio de sexo” [3].

JPEG - 31.7 KB
Richard Raskind/"Renée Richards" actualmente desaconseja los "cambios de sexo"

En una entrevista a la revista “Tennis Magazine”, en marzo de 1999, Richards, arrepentido de haberse sometido a esa cirurgía, declaró: “Sé profundamente que soy una ’mujer’ de segunda clase. Recibo muchas preguntas de potenciales transexuales, pero no quiero que nadie me tenga como un ejemplo a seguir. Hoy en día hay mejores opciones, incluyendo la medicación para tratar la compulsión de travestirse y la depresión que viene de la confusión de gênero. (…) Recibo un montón de cartas de personas que están considerando tener esta operación... a todos desaconsejo hacerlo” [4].

No quería ser um monstruo, por eso se suicidó

"Nathan" Verhelst nació mujer, en la ciudad de Sint-Niklaas, región flamenca de Bélgica. En 2009 comenzó su terapia para “cambio de sexo” y despues se sometió a dos cirurgías en 2012: una mastectomía y otra para “reconstrucción” del órgano masculino.

JPEG - 15.3 KB
Nancy "Nathan" Verhelst: la frustración por no conseguir su esperada felicidad como "hombre" la llevó a pedir que le apliquen la eutanasia

A los 44 años, el día 30 de setiembre de 2013, "Nathan" optó por cometer suicidio. Pidió que le practicaran eutanasia y encontró indignos médicos que le aplicaron una inyección letal [5]. ¿Qué motivó esta locura?

Antes de quitarse la vida, en entrevista a un periódico Verhelst dijo que había estado ansiosa por celebrar su “nuevo nacimiento” como hombre despues de la operación, pero no le gustó la imagen que vio en el espejo. “Yo estaba disgustado conmigo mismo. Mi nuevo tórax no correspondía a mis expectativas y mi nuevo órgano sexual tiene síntomas de rechazo. Yo no quiero ser um monstruo, declaró [6].

* * *

No podía esperarse otra cosa: los resultados de cirugías de pretendido cambio de sexo no corresponden a las expectativas de quien opta por esa práctica reprobable y antinatural; generan frustración, infelicidad, y por fin —en casi la mitad de los casos— desesperación seguida de intento de suicidio.

Tomen nota de esta conclusión, lobbistas LGBT y promotores y adeptos del “enfoque de género”: ella no es una fantasía perversa, tal como la ideología que ustedes propagan; es la cruda y estremecedora realidad de los hechos. Y, como decían los sabios clásicos (que son clásicos por ser sabios), contra facta non valent argumenta, “contra los hechos no valen los argumentos”.

Fuente: JURANDIR DIAS, O alto índice de suicídio entre os Transexuais, https://ipco.org.br/ipco/o-alto-indice-de-suicidio-entre-os-transexuais

Leer también: ¿Puede una persona cambiar de sexo?


Suscríbase a nuestro
boletín electrónico
Nombre
Correo

Comentar

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.



Comentar en Facebook