Portada del sitio > Formación católica > Defendiendo la Fe y la ley natural > Por qué la Ideología de Género debe ser rechazada

PERVERSIÓN INDUCIDA

Por qué la Ideología de Género debe ser rechazada

Jueves 9 de julio de 2015

JPEG - 7.8 KB
Foto de catálogo de Top Toy, la productora de juguetes más grande de Suecia.

La creación de un “hombre nuevo” fue anhelada por las ideologías marxista y nazi, durante el siglo pasado. Hoy en día esta tentativa de la Revolución Cultural renace con la nefasta Ideología de Género, que apunta modificar nuestra concepción sobre hombre y mujer, no por la violencia de las armas, sino a través de una guerra cultural, cuyos tanques pretenden aplastar la institución de la familia.

En las últimas décadas, la sociedad ha sido víctima de una revolución sexual promovida por una alianza de poderosas organizaciones, fuerzas políticas y medios de comunicación, que atenta contra la propia existencia de la familia como célula básica de la sociedad. Para ello, los militantes de la Ideología de Género intentan implantar sus teorías en la enseñanza básica a fin de deformar, desde la más tierna infancia, la cabeza de nuestros hijos y nietos.

Ideología de Género, feminismo, movimiento homosexual y transexualidad

Según esta teoría, el sexo de una persona no sería determinado por su componente biológico y genérico, sino por la forma como ella se considera a sí misma. Nosotros no naceríamos con una sexualidad psicológica definida. La diferenciación sexual del cuerpo sería apenas un accidente anatómico que “convencionalmente” se tiene por masculino o femenino. Es decir, nuestra “supuesta” identidad sexual es, para tal teoría, una mera imposición del ambiente en que fuimos educados.

El concepto ‘papel sexual’ (o ‘rol’) fue introducido por el psiquiatra americano, John Money, en 1955, para distinguir la identidad sexual biológica del papel social que el individuo escogió representar. Dos corrientes desenvolvieron esa terminología: la feminista y la homosexual. A través de esta teoría se pretende desconstruir la identidad masculina y femenina.

PNG - 411.8 KB
Trechos del libro escolar del curso denominado "Personal Social" de la Editorial "Escuela Nueva" para alumnos del 6to grado de primaria (niños y niñas de 11 a 12 años). El texto ha sido redactado de acuerdo a la programación curricular del Ministerio de Educación del Perú. En la página 20 de dicho texto el adoctrinamiento es descarado: se les hace creer a los niños que se les "enseñó" (niegan que sea algo natural) a actuar como hombres o mujeres (Fuente: abrelosojoscatolico.blogspot.com).

La feminista Simone Beauvoir afirmaba que nadie nace mujer, sino que se vuelve mujer; y que el objetivo final del movimiento feminista no consiste en la eliminación de los privilegios de la “clase” opresora –la “clase” masculina–, sino de la propia diferenciación entre los sexos. Tal ideología ayudó enormemente al progreso del movimiento homosexual, que tiende a “normalizar” el llamado cambio de sexo. Pues, si el “género sexual” es fruto de una “elección”, de una “orientación” asumida por una persona, entonces ¿por qué no adaptar el propio cuerpo para asemejarlo al sexo escogido?

Ideología contraria a la naturaleza humana

“Es fisiológicamente imposible cambiar el sexo de un persona, una vez que el sexo de cada uno está codificado en sus genes –XX para la mujer, XY para el hombre–”, explican los científicos Richard P. Firzgibbons, M.D., Philip M. Sutton, Ph.D., y Dale O’Leary en un documentado estudio. “La cirugía puede apenas crear la apariencia de un otro sexo”, toda vez que la identidad sexual “está escrita en cada célula del cuerpo y puede ser determinada por medio del test del ADN, no pudiendo ser cambiada”. [The Psychopathology of “Sex Reassignment” Surgery Assessing Its Medical, Psychological, and Ethical Appropriateness, The National Catholic Bioethics Center]

Ideología contraria a la Ley divina

El intento de cambiar el sexo con el que se nació no contraría apenas la realidad biológica; ella va, sobre todo, contra la voluntad de Dios. Nadie nace hombre o mujer por mera casualidad, sino en virtud de los inescrutables designios de la Divina Providencia, conforme lo señala el texto del profeta Jeremías: “Antes de formarte en el vientre materno, yo te conocía” (Jer. 1, 5).

JPEG - 53 KB
En junio de este año un millón de personas marcharon en Roma contra la ideología de género.

Ir contra los designios divinos es un acto de rebeldía contra el Creador: “Y Dios creó al hombre a su imagen; lo creó a imagen de Dios, los creó varón y mujer. Y los bendijo, diciéndoles: Sean fecundos, multiplíquense, llenen la tierra y sométanla. (Gen. 1, 27-28).

Así, con relación a las personas afligidas por problemas de confusión en cuanto a su sexo, la caridad cristiana impone que se las ayude, con respeto y compasión, no para aumentar la confusión en que se encuentran, o para darles una falsa solución quirúrgica, sino para ayudarlas a salir de la misma. La caridad se “se regocija con la verdad” dice San Pablo (1Cor 13, 6), por tanto, la misericordia nunca se puede contraponer a la verdad, pues solo la verdad nos “hará libres” (Jn. 8, 32).

“Transexualidad” y suicidio

Las ideas del prof. John Money, que definió el “género masculino o femenino” como una conducta sexual que cada uno decide adoptar, a pesar del sexo con que se nació, fueron puestas a prueba, por primera vez, en Bruce, un niño canadiense. Bruce fue sometido a una cirugía para cambiarle el sexo y desde los ocho meses (¡sic!) comenzó a llamarse Brenda. A partir de entonces, una niña, “Brenda”, comenzó a usar faldas y jugar con muñecas. Al llegar a la adolescencia “Brenda” comenzó a mostrar una conducta masculina, lo que obligó a sus padres a contarle la verdad. Quirúrgicamente volvió a ser hombre , cambio su nombre a David –el tercero en su vida– y se casó a los 24 años. Sin embargo, el trauma de los cambios de sexo terminó por causarle un trastorno en su vida que lo llevó al suicidio.

Según el diario irlandés Irish Times (2/12/2013), 78% de “transgéneros” pensaron suicidarse y 44% lo intentaron al menos una vez, reveló un estudio sobre la salud mental encomendado a la “Transgender Equality Network” por la comunidad “trans” de Irlanda. Entre las causas de las tendencias suicidas apuntadas en el estudio figura el “estrés extremo” relacionado al hecho del individuo ostentar un sexo distinto al natural.

La nueva religión atea y la persecución religiosa

Bajo el pretexto de que vivimos en un Estado laico, la Ideología de Género puede convertirse en el peor género de persecución religiosa ya conocido, pues se trata de una perversión compulsiva de las mentes desde la más tierna infancia. ¡Y hay de aquel que se le oponga! Será víctima de la furia de esta nueva religión, como ya ocurre hoy en día, por ejemplo, en Alemania, donde padres de familia ¡son apresados por impedir que sus hijos asistan a las aulas sobre género!

Sí, los que hoy defienden la agenda del movimiento homosexual están al servicio –conscientemente o no– de una nueva religión de hecho:

  • Su doctrina: la Ideología de Género;
  • Su culto: la idolatría al igualitarismo más radical y completo, y al libertinaje más desenfrenado;
  • Sus sacerdotes: los líderes del movimiento homosexual;
  • Sus acólitos: la grandes medios de comunicación en general y sectores del gobierno, así como también –nos duele decirlo– ¡activistas infiltrados hasta en la Iglesia Católica!
  • Su “inquisición”: las varias leyes de “anti-homofobia”, que amenazan a pacíficos padres de familia y religiosos;
  • Su “excomunión”: el epíteto vago y terrible de “homofóbicos” lanzado contra los que se oponen a la Ideología de Género.
JPEG - 11.6 KB
Cuento infantil editado por el Movimiento de Liberación Homosexual de Chile con el apoyo del Ministerio de Educación de ese país.

A esta “religión” le falta un “catecismo”; para suplirlo se trata de imponer la enseñanza de la Ideología de Género en las escuelas primarias de todo el país.

Rechazamos, de forma pacífica y legal, pero firme, esta funesta iniciativa de la agenda homosexual. Pues la victoria de la Ideología de Género significaría el incentivo a toda perversión sexual (incluido el incesto y la pedofilia), la criminalización de cualquier oposición contra ella, la pérdida de control de los padres sobre la educación de los hijos y la extinción de la propia institución familiar, célula básica de la sociedad.


Tomado de Instituto Plinio Corrêa de Oliveira - www.ipco.org.br


Suscríbase a nuestro
boletín electrónico
Nombre
Correo

Comentarios

  • El que va contra la naturaleza generalmente se equivoca.
    La mentira tiene las patas muy cortas dice el refrán; y como mentira tendrá un corto recorrido. Creo, y espero no equivocarme, que todo sera una moda pasajera, aunque no exenta de sufrimiento para los que pensamos de forma distinta.

    Responder

    • porque la ideologia lo crea un grupo minoritario de personas , que quieren imponer sus ideas herradas tratando de confundir, a las personas y muy en especial a los niños indefensos aprovechando de su inocencia, en la enseñanza del curriculun escolar, porque Dios creo’ varon y mujer y no otro tercer sexo . Por eso yo digo ! ! no a la ideologia de genero¡¡ CON MIS HIJOS NO TE METAS

  • las leyes humanas pueden poner lo que sea pero las divinas no cambian. Los que seguimos, y creemos en un solo Dios, y en Jesucristo, no dudamos de que su Ley es única, los que se revelan contra ella serán juzgados por Dios, lo que debemos dar a conocer a nuestros semejantes es lo maravillosa y justa que es su doctrina y que todas esas personas confundidas con su sexo recurran a Dios que soluciona todos los problemas y dudas, El es el único que los puede librar de tan terribles inclinaciones, y perversiones.La paz que tanto buscan solo Dios la da.

    Responder

Comentar

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.



Comentar en Facebook