Portada del sitio > Formación católica > Conoce tu Fe > Falsa alegría, frustración y tragedia

ANÁLISIS – UN TEMA DE REFLEXIÓN

Falsa alegría, frustración y tragedia

Lunes 6 de octubre de 2014

Hace dos meses Hollywood fue conmocionado por la inesperada muerte del famoso cómico Robin Willams, víctima de suicidio. Nadie esperaba que ese hombre tan risueño y aparentemente exitoso se quitara la vida. ¿Qué había ocurrido? John Horvat, director de la TFP estadounidense y autor del best-seller Return to Order sobre la crisis actual de la sociedad norteamericana, responde con una certera y aleccionadora interpretación del episodio.


¿POR QUÉ NUESTROS COMEDIANTES SE QUITAN LA VIDA?

John Horvat II

PNG - 166.5 KB
John Horvat II, autor del presente artículo.

El trágico suicidio del comediante Robin Williams contiene muchas lecciones. Todos los comentaristas se apresuraron a señalar las contradicciones de su vida. Se trataba de un hombre que tuvo todo lo que el mundo podía ofrecerle para llenar su vida: dinero, fama y un estilo de vida divertido. Esto, sin embargo, lejos de satisfacerlo, le dejaba un vacío que lo llevó a dos fracasos matrimoniales, drogas, depresión, bancarrota y finalmente a la desesperación.

La contradicción se hace aún más chocante por haber sido un cómico. Se ganó la vida haciendo reír a la gente. Su trabajo era burlarse, ridiculizar y restarle importancia a todo. Para él nada era suficientemente sagrado; nada quedaba a salvo de sus burlas. Exteriormente podía reír y bromear... pero sólo para escapar de los sollozos y gemidos de su tristeza interior.

La tragedia de Robin Williams no sólo resalta la futilidad de la fama y la riqueza. La vanidad de tales afanes se conoce desde tiempos inmemoriales. Más bien, esta tragedia señala problemas más profundos que persiguen y acosan al hombre moderno en su vana búsqueda de sentido.

Lo malo del caso no es sólo el fracaso de un individuo, sino de una cultura. Muestra adónde puede llevar la organización de una vida de confort material alejada de los campos espiritual o metafísico, que obligan al hombre a tomar la vida seriamente. Denuncian una visión del mundo que roza la superficie de las cosas sin el deseo de esforzarse en mirarlas más a fondo. En un mundo tan rápido y vertiginoso, lleno de estrés y ansiedad, la muerte de Williams deja ver los efectos del rechazo al reposo mental que se encuentra en la tranquilidad, el recogimiento y el verdadero esparcimiento, en favor del agotamiento de los juegos y diversiones constantes.

PNG - 159.8 KB
Robin Williams, ¿ríe o llora? ¿o ríe y llora a la vez?

El suicidio de Robin Williams evoca la condición que Santo Tomás de Aquino llama acedia, a la cual define como el tedio por las cosas santas y espirituales y, como consecuencia, una tristeza de vivir. En cuanto ser espiritual, el hombre afligido por la acedia niega sus apetitos espirituales. “Él no quiere lo que Dios quiere que él sea”, nota el filósofo Josef Pieper, “y esto significa que no quiere ser lo que él es en realidad, en su sentido máximo”. Este rechazo a considerar lo espiritual no puede acarrear sino tristeza, languidez y hasta desesperación.

Y eso es lo que vemos hoy. Aquellas cosas que pueden satisfacer el alma —la belleza, la sublimidad o la santidad— son rechazadas o al menos puestas de lado. Son remplazados por la intemperancia frenética de nuestros tiempos, en que la sensación, la inmediatez y el golpe de efecto comandan. En tal cultura, el cómico es el sumo sacerdote que cuestiona todo, se mofa de la autoridad y oficia en la representación de una gran comedia.

En esta gran comedia, la vida es exteriormente una gran fiesta, mientras que por dentro muchos corazones sangran. Los actores enmascaran las grandes tristezas que les afligen e invitan a todos a reír con ellos. Y los espectadores, a su vez, enmascaran sus propias tragedias personales y juegan sus papeles riendo efusivamente. Así, actores y espectadores forman parte de un mismo gran espectáculo cargado de contradicción. Y a cada nuevo acto, las bromas se tornan más bajas y groseras.

Pocos tienen el coraje de decir lo que piensan y denunciar esta farsa. Prefieren seguir participando de la comedia y fingir que todo el mundo está feliz. Sólo las tragedias chocantes, como el suicidio de Robin Williams, sirven para desenmascarar —por poco tiempo— la parodia hasta el inicio inevitable del siguiente acto.

Hay lecciones que aprender de este suicidio: la felicidad no se halla en el confort material o en el entretenimiento sin fin. En realidad, y a pesar de la apariencia externa de la gran comedia, la felicidad verdadera se escabulle de la sociedad actual, y una gran tristeza ha bajado sobre la tierra.

Otra lección es que podemos encontrar algún grado de felicidad yendo en sentido contrario. Esto se da cuando las personas miran más allá de su auto-complacencia y buscan ser fieles a su propia naturaleza. Lo cual sucede cuando satisfacen armoniosamente las apetencias materiales y espirituales procurando cosas excelentes, bellas y sublimes. De ese modo se encaminan hacia más altos principios, el bien común, o finalmente hacia Dios, dando así significado y sentido a sus vidas.

Entonces la gran comedia de la vida es remplazada por la gran gala de la Historia, un drama espectacular que da origen a obras de arte, realizaciones culturales fabulosas, grandes hazañas y actos de piedad religiosa. Este drama tiene la capacidad de incitar sentimientos de lealtad, dedicación y devoción que pueden llenar el inmenso vacío que nos deja la trágica comedia.



Suscríbase a nuestro
boletín electrónico
Nombre
Correo

Comentarios

  • EL ANALISIS QUE HACES ES TOTALMENTE CIERTO Y NOS ENSEÑA CUALES SON LOS MIRAMIENTOS QUE TENEMOS QUE HACER EN NOSOTROS MISMOS PARA COMPRENDER LO IMPORTANTE EN ESTE MUNDO...
    EXCELENTE ALICIA MÁNTARAS.

    Responder

  • Muy buena la reflexión. Coincido en general con las ideas expuestas. Las partes componentes de un ser humano son tres: Cuerpo, mente y espíritu. El tema que la sociedad, dominada por ideas falsas que a diario se escuchan y que con el tiempo se instalan como una verdad de ciencia exacta; se pone toda la atención, demasiado, en lo material. Vivimos una época donde se pone un excesivo culto al cuerpo, por ejemplo. Y por dinero, una persona vacía de valores, la prostitución es elevada al nivel de "Trabajo". El dinero, el sexo, y a las drogas son la cultura dominante. La educación sexual en las escuelas, tiene más importancia que enseñar matemáticas, lengua, historia, geometría, geografía y demás materias que son ciencia realmente y que al niño, una vez adulto, ese saber, aplicado a circunstancias reales de la vida ese conocimiento le sirva para resolver los problemas que se le presenten. El fracaso del adulto comienza en la escuela, con el fracaso del niño y en hogar... De un modo u otro, el vacío de valores conducen al vacío espiritual. Desde mi punto de vista, tal como en alguna parte alude este análisis, pocos tienen el coraje de decir lo que piensan y denunciar la farsa; yo si fuera autoridad, sacaría totalmente de las escuelas la influencias de psicología y la psiquiatría, está ultima, favorece al negocio de las mutinacionales que fabrican las drogas psiquiátricas y jamas curan. Solo drogan, enferman y aniquilan la inteligencia, tanto o peor que las drogas callejeras. A los niños los drogan en la escuela por cualquier cosa, y sin asumir ninguna responsabilidad. Es una verdadera crueldad. (Sugiero mirar CLONAZAPAN, LA DROGA VENENO....que tambien puede adquirir otros nombres, como rebotril, que es lo mismo y es lo que les imponen tomar a niños etiquetados "hiperquinéticos: una enfermedad inventada para justificar el drogarlo). Esa droga es criminal e irresponsablemente legal de parte de la "autoridad" que la autoriza y permite su uso. Algunos piensan que si algo es legal entonces debe ser bueno... ignoran los efectos dañinos que producen. Muchas son las razones por las que una sociedad esté aberrada y corrompida, y no pueda asumir responsabilidad por su propia condición. Pero bien se pueden resumir en dos: Un ser humano se enferma y vive desdichado y sufre, no puede prosperar y ser feliz por: 1.— las cosas que otros nos hacen o nos han hecho... a lo largo de la vida... 2.- por las cosas que uno mismo hace o hizo. Vive la carga emocional mental de esas experiencias. Puede liberarse de eso . Existe ciencia. Como?. Es tema para otro comentario.- Dejo una cita: "Intranquila está la cabeza con una conciencia culpable".

    Responder

  • Muy buen análisis el que haces de la conducta humana

    Responder

  • ¡ Felicidades ! por transmitirnos el bello
    mensaje que aparece en el libro. ¡ me quedo con el, porque es la forma en que vivo".
    El mensaje dice:
    Otra lección es que podemos encontrar algún grado de felicidad yendo en sentido contrario. Esto se da cuando las personas miran más allá de su auto-complacencia y buscan ser fieles a su propia naturaleza. Lo cual sucede cuando satisfacen armoniosamente las apetencias materiales y espirituales procurando cosas excelentes, bellas y sublimes. De ese modo se encaminan hacia más altos principios, el bien común, o finalmente hacia Dios, dando así significado y sentido a sus vidas

    Responder

  • Me encanto el articulo,por su claridad,y redacción presida y no rebuscada. Comparto plenamente los criterios expuestos,y solo añadiría,que en mi caso encontré la felicidad y la paz, en lo simple y sencillo,como decía el padre Antoni de Melo " Ser ligero de equipaje" mientras menos te aferras al mundo mas paz tienes.

    Responder

  • Bien dijo Cristo que su reino no era de este mundo, pero pocos se atreven a buscarlo, pero quien es valiente y lo busca con corazon sincero, lo encuentra y descubre que existe de verdad, ese mundo que ya podemos disfrutar en el presente , gozar de paz interior que Dios nos da, auténtica felicidad que se encuentra en la familia, amigos, trabajo, naturaleza , diversión sana, deportes, servicio a los demás y un interminable etc.Personas como Robin Williams no encontraron ese reino porque lo buscaron de la manera equivocada. Los cristianos católicos debemos como dice el Papa Francisco dar testimonio de vida, esa es la verdadera forma de difundir su mensaje.La juventud , la gente necesita conocer auténticos cristianos. Todo pasa, todo problema , dolor ,tristeza con la ayuda de Jesus y la Santísima Virgen María y muchísima oración se soporta con amor, eso el mundo moderno no lo entiende, porque les aterra el sacrifico, pero atras de eso se encuentra una paz indescriptible cuando se acude a Dios.El llena todos nuestros vacíos, nuestras dudas, nuestras tristezas.El mundo está lleno de testimonios de millones de cristianos que viven llenos de fe, confiando en Cristo ,modelo a seguir.
    Una lección de vida

    Responder

Comentar

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.



Comentar en Facebook