Portada del sitio > Actualidad nacional > Debate sobre “Unión civil”: el lado débil y el lado fuerte

DOS POSICIONES, DOS ESTILOS

Debate sobre “Unión civil”: el lado débil y el lado fuerte

Lunes 28 de abril de 2014

En cualquier debate, cuando una de las partes comienza a sustituir las razones por agresiones verbales contra la parte opuesta, es indicio cierto de la debilidad de su posición.
Así sucede con los promotores de la actual campaña a favor de la “unión civil” entre personas del mismo sexo. Sintiéndose carentes de argumentos válidos, buscan compensar esa laguna insanable agrediendo con injurias a todo aquel que se les oponga —y en primer lugar, es claro, a la Iglesia Católica.

Vale la pena comparar la calidad de la argumentación de una y otra parte. El día 3 de abril la Conferencia Episcopal Peruana emitió un comunicado sobre el proyecto de “unión civil” que tramita en el Parlamento. El texto sostiene que dicha propuesta contraría el orden natural, distorsiona la verdadera identidad de la familia, contradice la finalidad del matrimonio y, en su igualitarismo extremado, ignora las notorias y naturales diferencias entre el hombre y la mujer.

Los obispos también denuncian que se busca equiparar jurídicamente la “unión civil” al matrimonio [1]. En resumen, el texto expone con sobriedad la doctrina moral de la Iglesia sobre el tema en debate. Y por cierto no contiene ningún ataque personal [2].

Pero esa exposición ya fue suficiente para que los adeptos de la “unión civil” respondiesen como de costumbre, no confrontando ideas sino lanzando contra los obispos una andanada de injurias personales, alternadas con afirmaciones de un subjetivismo delirante.

Soberbia, odio, delirio

Así, un publicitado presentador de TV, haciendo alarde de su homosexualidad atacó el documento de los obispos, afirmando que “nadie está más obsesionado con el sexo que los curas”. Trata despectivamente al Cardenal Arzobispo de Lima de “curita”, y dice sentirse insultado por la crítica que este hace al proyecto en cuanto contrario al orden natural, porque —afirma muy suelto de cuerpo— “el orden natural no existe” [3].

¿No existe, sólo porque él lo afirma? – ¿Conocerá él ese asunto más que toda la constelación de pensadores, filósofos, juristas y teólogos que desde hace 25 siglos lo han explicado? En materia de pretensión y soberbia, es difícil llegar tan lejos...

Otro periodista, desde su columna en “El Comercio” también embiste contra el comunicado de los Obispos afirmando que ha sido “una patada” en el proyecto “conciliador” de Bruce, y que la propuesta de referéndum presentada por el Cardenal Cipriani es “un exabrupto plebiscitario a lo Chávez” [4].

Comparar la propuesta del Primado del Perú con las maniobras políticas del malogrado tiranete caribeño es una bajeza, reveladora del odio ofuscado que ciertos relativistas tributan a la Iglesia.

Pero la perla en esta materia es, sin duda, el artículo del novelista favorito de la macropublicidad, el Sr. Mario Vargas. Pareciera que de tanto escribir novelas él perdió el sentido de la realidad, y fantasiosamente se imagina capaz de enfrentarse de igual a igual a la Iglesia, Maestra de la Verdad, y contradecir a su gusto una milenaria doctrina moral asentada en los diez Mandamientos.

Si por lo menos lo hiciese presentando argumentos, como en vano trataron de hacerlo los fariseos con Jesucristo o los atenienses con San Pablo... Pero elegir el puro insulto como materia de ataque a la Jerarquía de la Iglesia, ¡es matonismo verbal, y del peor!

A ese nivel se rebaja el Sr. Vargas, que no ahorra epítetos al documento de la Conferencia Episcopal: lo califica como “cavernario y de una crasa ignorancia”, resabio del “sector más troglodita de la Iglesia”, que transpira un “oscurantismo agresivo” y se basa en una “creencia prejuiciosa desmentida por la ciencia y por el sentido común”, propia de “países atrasados e incultos” donde imperan “el fanatismo religioso y el machismo”, etc., etc. [5].

De pasada, aclaremos que es totalmente falso que la doctrina de la Iglesia sobre familia haya sido “desmentida por la ciencia” o por el “sentido común”. Y sería imposible desmentirla, ya que se funda en la propia naturaleza humana.

Una demostración de impotencia

Cabe preguntar entonces: ¿qué es lo que llevó a un novelista tan publicitado a perder los papeles de esa manera? ¿Será la conciencia de su impotencia para argumentar? ¿Un arrebato de odio a la Iglesia? [6] ¿O una conjunción de estas y otras causas?

Es difícil responder, pues las psicologías relativistas son bien complejas. Pero en cualquier caso, lo cierto es que ese animus injuriandi es también una manifestación de debilidad. Al emplear insultos en vez de ideas como arma de polémica, y por más importancia publicitaria que ostenten, los partidarios de la “unión civil” demuestran que son el lado débil en el debate, y los defensores del matrimonio verdadero y la familia serán siempre el lado fuerte, porque tienen la verdad de su lado.

Tengamos eso bien presente y sepamos actuar en defensa del matrimonio y la familia frente a esta nueva acometida revolucionaria, serenos y confiados en la fuerza invencible de la verdad.


[1Esta intención de llegar hasta el seudo-matrimonio es obvia, y fue admitida en su momento por el propio autor del proyecto, Carlos Bruce, aunque ahora busque disimularla presentando una versión light del mismo, concebida como etapa estratégica de avance hacia a la meta más radical.

[6Ese odio llevó, por ejemplo, a que la dirigente del movimiento homosexual de Lima, V. Ferrari, declarase que su lucha es “contra la Iglesia” y su meta es “terminar con la Iglesia, estamos en esa lucha” (http://www.exitosadiario.pe/actualidad/el-peru-es-un-infierno-para-las-mujeres).
¡“Terminar con la Iglesia”! ¿Pretende este agrupamiento realizar lo que en 2 milenios de historia del cristianismo no lograron hacer ni las persecuciones de los homosexuales Nerón y Calígula, ni el Terror promovido por Dantón y Robespierre, ni las tiranías ateas y genocidas de Stalin y Mao? ¡Delirio!



Suscríbase a nuestro
boletín electrónico
Nombre
Correo

Comentarios

  • Una pareja conformada por dos hombres ¿es igual a una pareja conformada por un hombre y una mujer?
    Evidentemente que no. La diferencia salta a la vista de inmediato.
    No son iguales.
    Y un principio básico y elemental del derecho dice, que :
    "Es tan injusto dar un tratamiento diferenciado a cosas iguales, como dar un tratamiento igual a cosas diferentes".
    Por lo tanto, si lo que se busca es justicia, no podemos llamar matrimonio a lo que no lo es, pues luego, al darle un tratamiento igualitario estaríamos cometiendo una grave injusticia.

    Responder

  • me da mucho gusto que el concilio evangelico y la conferencia episcopal se hayan puesto de acuerdo y combatir esta campaña asquerosa de la union civil de los gays .
    menos que algunos paises donde se aprobo como francia y españa estan reaccionando y piensan derogar esto .
    no permitamos esta inmoralidad y no permitamos que se consiga la adopcion de niños por parte de estos tipos

    Responder

  • Considero que todo forma de pareja que no sea varón y mujer, estaría contraria a la voluntad del Creador, ya que EL instauró el matrimonio y se guardó esa palabra para la unión mencionada, que a la vez estaría avalando la doctrina de la vida, si la unión fuere de dos varones, es un gaymonio y si fueran dos mujeres, sería un lebimonio y estas dos formas de parejas abrazan la doctrina de la muerte, ya que ninguna por su propia acción podría procrear, necesitarían la intervención de un tercero. No obstante, considero que no tendrían posibilidad de comentario alguno al respecto los líderes católico-romanos, ya que el celibato, también es una acción que responde a la voluntad de una entidad religiosa humana y no a la voluntad del Creador y también estaría avalando la doctrina de la muerte, no tienen autoridad para opinar sobre el tema, ya que su forma de vida estaría contraria a la voluntad de Dios, ahora si hubiere algún varón que por voluntad propia quiere servir al Reino de Dios, debería transformarse en eunuco, tal cual lo indican las Sagradas Escrituras, para aquellos que no entienden el vocablo, se refiere a que los líderes deberían cortarse los testículos y dejarlos en una cajita de testimonio !!! Que Dios les bendiga !!!

    Responder

    • Estoy de acuerdo con sus comentarios acerca del matrimonio valido entre un hombre y una mujer. Lo que no me parece correcto y con falta deconocimiento de la naturaleza humana es su teoria acerca del celibato comparando con el eunoquismo, que son dos cosa diferentes. El eunoquismo fue muchas veces impuesto a hombres fuertes y con habilidades guerreras cuyo trabajo era proteger a las mujeres de la corte en ausencia del rey y sus oficiales. Muchos sacerdotes han aceptado voluntariamente le celibato porque son personas que no se sienten atraidos ni al sexo opuesto ni a su propio sexo. En algunos caso los radicales homosexuales trantan de convencerlos a que "salgan del closet" cuando ellos en realidad se sienten mas llamados a servir a Dios. Por lo tanto considero tambien muy radical que sugerir que se corten los testiculos cuando ellos han sido llamados por Diosde la manera como son.

    • Con todo el respeto que usted se merece, por ser hijo de Dios, quien con su infinita Sabiduría, desde la eternidad pensó en usted e infundió de amor a su padre (hombre) y su madre (mujer), y puso en ellos aquella maravillosa facultad o don sobrenatural, que solo hombre y mujer pueden hacer, por que son complemento (como el día y la noche, como el cóncavo y convexo, como la verdad y la mentira), me refiero al don de procreación, y producto de aquel amor, sus padres contribuyeron en su configuración material (su cuerpo, con todas sus partes, incluyendo sus testículos, por utilizar su mismo lenguaje), y El le infundió el alma (su vida, su espíritu, independiente de su cuerpo, eso que ahora a usted le permite sentirse que existe y es). Así todos hemos venido a este mundo temporal, todos provenimos de hombre y mujer, incluyendo los sacerdotes, que son hombres valientes que han tenido la gracia de entender mejor que nosotros los laicos, el objetivo y destino final de la humanidad, por lo que han decidido ofrecer su cuerpo, alma y vida al Creador, por que la entidad religiosa a la que sirven, efectivamente es humana, pero también divina, por que fue fundada por Jesucristo, quien es hombre y también Dios, y muchos tienen la valentía de imitarlo por que Él opto por esta forma de vida, de manera voluntaria para servir al Reino de Dios. Por eso yo respeto a los santos sacerdotes, que no necesitan ser eunucos, por que así no dicen las Sagradas Escrituras (debe estar leyendo alguna equivocada), Pero es mi opinión que para ser sacerdote, realmente hay que tener los testículos bien puestos, y los que no, se casan y critican. Que el Señor lo ilumine.

  • Siempre ha sido así, atacan a la iglesia por soberbia, por ignorancia. Más de dos milenios de existencia y nadie, ni los grandes pensadores, filósofos, políticos, reyes y poderosos dictadores han podido mover un ápice de la doctrina de la nuestra iglesia.
    El escritor Vargas ya lo conocemos guarda rencores desde su juventud, desposó a una tía que por lo menos es un despropósito. Fue comunista y luego se convirtió en el neo liberal con lo que se vende ahora. Este escritor le hace mucho daño al Perú y sobre todo a nuestra Iglesia Católica. Lo del locutor de tv. homosexual, todos sabemos de sus aberraciones que el mismo se encarga de publicarlas, que de bueno podemos esperar de el.

    Responder

  • Converse sobre la Unión Civil con Juan Chávez Abogado Docente de pre y post grado de la Facultad de Derecho de la UNMSM y le pedí esta importante fundamentación jurídica que debe ser difundida. Gracias.
    UNION CIVIL EN LA LEGISLACION PERUANA.
    En todas las constituciones, que han sido más una decena, que hemos tenido como República, se reconocía el matrimonio heterosexual de personas que, voluntaria y libremente decidan celebrarla y constituir una familia. Hasta el año 1936, los matrimonios religiosos eran validos y eficaces. Posteriormente es el matrimonio civil, el valido y eficaz legalmente.
    Desde la Constitución de 1979, recogida en la Constitución de 1993, aparece la figura de la Unión de hecho, pero, constituido por personas de sexos opuestos.
    La Constitución es la Ley de Leyes, y las leyes que se den deben ser concordantes con lo que la Constitución declara. Si se diera una ley que no recoge lo que declara la Constitución o la contraviene, deviene en una ley inconstitucional.
    Así tenemos en el capítulo II intitulado De los derechos sociales y económicos.
    Art. 4°.- cuya sumilla dice: PROTECCIÓN A LA FAMILIA , PROMOCIÓN DEL MATRIMONIO.
    El que dice lo siguiente: “La comunidad y el Estado protegen adecuadamente al niño, al adolescente, a la madre y al anciano en situación de abandono. También protege a la familia y promueve el matrimonio. Reconoce a estos últimos como instituciones naturales y fundamentales de la sociedad.
    La forma del matrimonio y las causas de separación y disolución son regulados por la ley”.
    Art. 5°.- Cuya sumilla dice: UNIONES DE HECHO O CONCUBINATO.
    “La unión estable de un varón y una mujer, libres de impedimento matrimonial, que forman un hogar de hecho, da lugar a una comunidad de bienes sujetas al régimen de sociedad de gananciales en cuanto sea aplicable”.
    Según los artículos anteriores, la familia se constituye a partir de la unión de un hombre y una mujer sea por matrimonio o de unión de hecho, los que, al procrear hijos conformar la familia nuclear. Esta familia es la célula básica de la sociedad y del Estado.
    Para regular una unión civil, es decir, reconocerlo en la ley, debe remitirse a lo señalado por los artículos constitucionales 4° y 5°. De lo contrario se está creando una unión que no está en la constitución.
    Las uniones que la constitución reconoce son la matrimonial y la unión de hecho pero, siempre conformado por un hombre y una mujer.
    Mientras no se modifique nuestra constitución sobre este requisito, cualquier reconocimiento de uniones entre personas del mismo sexo será inconstitucional, por más que se haga a través de una ley.
    Esto no quiere decir que las personas del mismo sexo estén impedidas de convivir, reconocerse pareja etc. pero, en el ámbito privado personal, pues n o existe ningún impedimento. Al respecto, la Constitución en su inciso artículo 2° inciso 24°, párrafo a) señala lo siguiente: “Nadie está obligado a hacer lo que la ley no manda, ni impedido de hacer lo que ella no prohíbe. Por lo que, las parejas homosexuales pueden vivir, convivir, considerarse pareja y como tal comprar sus cosas a nombre de ambos y, para cuando uno de ellos muera, puede en vida, cada uno, otorgar testamento en el que, podrá nombrar como su heredero a su pareja. Así no habrá problema con los bienes que compraron y que al morir uno de ellos, el sobreviviente heredará lo que le perteneció al causante de los bienes comunes en el 50%.
    Juan Gualberto Chávez Marmanillo.
    Abogado CAL N° 7463.
    Docente de pre y post grado de la Facultad de Derecho y Ciencia Política de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

    Responder

  • La Ley Bruce es discriminatoria.¿Por qué va a poder disfrutar de la Seguridad Social del otro la pareja homosexual que no lo tenga y un nieto que vive con su abuelo no lo puede disfrutar ,o un sobrino que vive con su tío, o dos estudiantes que viven juntos y uno de ellos trabaja o dos amigos?.Si se declaran homosexuales lo podrían disfrutar con esa ley y si no, no.Al matrimonio los Estados le han concedido ese y otros privilegios por el bien que aporta a la sociedad al ser el transmisor de la vida y el fundador de los hogares y familias, pero ¿qué bien aporta a la sociedad una pareja de homosexuales?
    No se diga que entonces habría que quitar esos privilegios a los matrimonios que no tengan hijos porque esos privilegios se otorgan a la institución matrimonial para fomentarla, no a este o al otro matrimonio individual y además un matrimonio que hoy no tiene hijos los puede tener mañana.Si el Ministro Castilla cobra 20000 los demás podríamos decirs que si no nos dan ese sueldo se atenta contra nuestros derechos .Él dice que igualdad de derechos para todos como argumento en favor de la Ley Bruce.Que empiece él y dé a todos 20 000 mensuales

    Responder

Comentar

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.



Comentar en Facebook