Portada del sitio > Actualidad nacional > "Unión civil", privilegio totalitario

AMENAZA A LA FAMILIA PERUANA

"Unión civil", privilegio totalitario

Miércoles 9 de abril de 2014

Un vendaval político-publicitario para imponer la llamada “unión civil” homosexual barre actualmente el Perú. Entre las voces que se levantaron contra esta ofensiva sobresale la del doctor Francisco Tudela. En el artículo que reproducimos a continuación, el ex canciller del Perú desmonta con lógica impecable las falacias de esa campaña. Invitamos al lector a comparar la categoría de su argumentación —clara, ponderada, serena, realista—, con la que esgrimen habitualmente los adeptos de la “unión civil”, jactanciosa, fantasiosa, estrepitosa y odiosa contra los que se oponen a sus objetivos.


LA UNIÓN CIVIL COMO FICCIÓN JURÍDICA

Francisco Tudela


El debate sobre la unión civil homosexual ha desatado una polémica emotiva y pasional que ha pasado por alto tres aspectos jurídicos importantes, como son el límite de las ficciones jurídicas, el sentido del derecho de las minorías y la razón de ser de la generalidad de la ley en un estado constitucional democrático.

En primer lugar, ¿La ley debe legislarse a partir de la realidad sensible externa y desde las instituciones sociales consagradas por el uso durante centenares de generaciones, que constituyen el fundamento de una civilización, o sólo a partir de las percepciones subjetivas e ideológicas propuestas por grupos particulares?

La unión civil se promociona como una ficción jurídica análoga al matrimonio civil, pasando por alto que desde la época de los romanos, nunca se legisló sobre el matrimonio homosexual o sobre las percepciones subjetivas y psíquicas de la sexualidad, porque no estaban ancladas en la reproducción sexual y sus consecuencias morales y materiales, esto es, los hijos, la familia, la comunidad y los derechos y deberes que de estas se derivan.

Esta visión filosóficamente realista, recogida por la legislación de Occidente durante dos milenios, se funda en la convicción de la existencia de una realidad externa sensible, de un orden natural y moral permanente, más allá de la ley positiva.

Ya en el siglo XVIII, el liberalismo redujo el sentido moral de la libertad a lo puramente individual y empírico. En el siglo XIX, el marxismo desencadenó el ataque contra lo que Marx y Engels denominaron “la moral burguesa”, que no era otra que la familia misma, culpada de originar el capitalismo. En el siglo XX, el comunismo, el nazismo y dos guerras mundiales de una crueldad y mortandad sin precedentes, así como la guerra fría, terminaron de hundir a Occidente en el nihilismo y el relativismo, abriendo las puertas a una indiferencia o a un odio irracional contra toda la civilización preexistente.

El positivismo jurídico fue el aliado amoral de todas estas fuerzas al afirmar que bastaba que una ley sea conforme al derecho positivo existente (de positum, puesta por el poder político) para que sea legítima. No es extraño, entonces, que los partidarios de la acción afirmativa legislativa sean fervientes defensores del positivismo. Según ellos, la ley fabrica la realidad y todo es cuestión de obligar a la gente a obedecer la ley. Se trata de idéntico razonamiento al de los totalitarismos del siglo XX, que fracasaron por violentar la naturaleza humana.

En segundo lugar, se presenta la unión civil homosexual como un derecho de las minorías. El derecho de la minoría nació del derecho constitucional que permite a los parlamentarios de la oposición minoritaria expresarse y actuar sin ser reprimidos por la mayoría. Es un derecho protector, no afirmativo ni constructivista. No significa de ninguna manera que las mayorías tengan que legislar como las minorías quieren, simplemente porque estas tendrían derechos derivados de algún poder de excepción mágico, que les conferiría el sólo hecho de ser minorías.

Las minorías no tienen tal derecho de excepción. El respeto a las minorías significa únicamente que ellas deben gozar de las garantías de la ley general como todo el mundo y que el poder político no puede hacer valer excepciones contra ellas, ni privilegiarlas con regímenes discriminatorios contra la mayoría ciudadana.

Esta cuestión de la verdadera naturaleza del derecho de las minorías nos lleva a la tercera cuestión jurídica: aquella de la generalidad de la ley en un estado constitucional democrático. Establecido el derecho de la igualdad ante la ley en el mundo moderno, sería absurdo que existan regímenes especiales para minorías que no están desprotegidas o no tengan derechos históricos consuetudinarios. En el caso de la unión civil homosexual, la acción afirmativa de una minoría busca crear un régimen patrimonial, tributario y sucesorio, nuevo y diferente al de los demás ciudadanos; un régimen de excepción para esa orientación sexual.

No es difícil imaginar la unión civil entre amigos o parientes heterosexuales, acogiéndose a los mismos y estupendos privilegios prometidos por el proyecto de ley, sin la necesidad de ser homosexuales. ¿Cuál sería entonces la ratio legis, la razón fundamental que debería permitir exclusivamente la unión civil homosexual? Sus proponentes nos dicen que es el amor.

El amor no puede ser objeto de la ley. Tampoco la amistad puede ser legislada. Dados los grados y tipos infinitos de amor y amistad, los sentimientos particulares de una minoría o de un individuo no son un fundamento suficiente de carácter externo, general y real, que la razón legal demanda. El sólo querer no es una razón legal suficiente. La unión civil homosexual, fruto de una percepción psíquica de la sexualidad, aparece como una ficción jurídica desprovista de ratio legis fundada en la realidad sensible externa.

Le recomendamos leer también: “Unión civil”: ¿Tema de vida privada? ¿O paso inicial hacia la destrucción del matrimonio?

Publicado originalmente en "AltaVoz".


Suscríbase a nuestro
boletín electrónico
Nombre
Correo

Comentarios

  • Me parece muy claro y útil para los debates. lo difundiré entre mis contactos. Eso podríamos hacer todos.

    Responder

  • Muy sólido raciocinio.
    Por otra parte, tanta insistencia en el tema resultará en una cada vez mayor discrimación contra los homosexuales, pues la ley podrá ordenar sobre las acciones de los legislados, pero de manera alguna sobre las sensaciones o las emociones de desagrado o repulsa que este grupo despierta cuando se torna descarado u ofensivo con sus propios actos.
    Lo que están haciendo es sólo un suicidio social a largo plazo.

    Responder

  • Nosotros en Argentina estamos peor, los grupos homosexuales avalados por el gobierno, no se han conformado con la "union civil" sino que han logrado llamarlo "matrimonio", lo cual es una aberración, ya que el matrimonio por definición, es la unión entre un hombre y una mujer, y así está hasta en el diccionario.
    No se descuiden, tengan cuidado, porque en su afán de asimilar lo que está mal a lo que está bien, estos grupos minoritarios no se detienen ante nada.

    Responder

  • QUE PENA ME DA QUE EL 90% DE LA GENTE NO SEPA QUE EL TODOPODEROSO EN EL GENESIS MANIFESTO DESPUES DE CREAR AL HOMBRE, LO SIGUIENTE : "NO ES BUENO QUE EL HOMBRE ESTE SOLO, HAGAMOSLE UNA AYUDA IDONEA" Y CREO A LA MUJER, UN SER EXTRAORDINARIO, DEL CUAL NACI Y SE CREARON TODAS LAS FAMILIAS, NO DIJO HAGAMOSLE AL HOMBRE OTRO OTRO HOMBRE O A LA MUJER, HAGAMOSLE OTRA MUJER. DE SEGUIR ASI LA RAZA HUMANA SEGURAMENTE QUE EN UNOS 100 AÑOS SE UNIRAN CON PERROS, GATOS, O BURROS QUE SE YO....SOLO ME RESTA OBSERVAR LA GRAN INMORALIDAD QUE NOS RODEA. POR OTRO LADO PARECE QUE AHORA EXISTE " H E T E R O F O B I A "

    Responder

    • Alejandro no seas tan duro, el que este libre de pecado que tire la primera piedra, lee sobre el tema, nadie elige tener estos sentimientos esto NO quiere decir que se nazca así tampoco. pero trabajo con chicos que tienen estos sentimientos y sufren mucho, y con padres que tienen hijos cos estos sentimientos y no sabes lo que es, que Dios nos guíe en amar a todos como el nos ama, y no juzgarlos, solo EL es el único juez.

  • Los homosexuales pretenden tener los mismos derechos que los matrimonios para que la sociedad los favorezca con las mismas leyes especiales con que privilegia a los matrimonios,cuya primera finalidad es la transmisión de la vida y la creación de una familia..A los matrimonios la sociedad los reconoce como algo que se debe proteger por bien de la misma sociedad y los homosexuales, sin dar la misma prestación, dicen que tienen los mismos derechos.¿Qué bien recibe la sociedad de esa uniones homosexuales para que se las proteja?.Porque un obrero que hace un trabajo arriesgado pueda ganar 10000 al mes no vamos a decir los demás que si no nos dan ese mismo salario se va contra la igualdad de las personas.El que luego de contraído un matrimonio resulte que no tiene hijos,no les priva de ese reconocimiento de la sociedad porque nunca se sabe si los van a tener o no,ni cuándo.La sociedad lo que reconoce y protege es la institución matrimonial que es la beneficiaria de esa protección y de esas leyes a las que se acogen luego los matrimonios individuales. La ley protectora no se da para tal o cual matrimonio en particular.
    Esa ley que pretenden aprobar sería discriminatoria.¿Por qué los homosexuales van a gozar de privilegios cuasimatrimoniales y no se les da por ejemplo a un abuelo y un nieto que hayan vivido solos, o a tío y una sobrina o a dos primos?.
    Los homosexuales dicen que no van contra la naturaleza pues es un instinto natural y se constata que ha existido desde muy antiguo, pero lo que nunca podrán negar es que el hombre no se debe regir por el instinto por encima de la razón y la razón nos dice que el aparto reproductor es el aparato reproductor.Esa es su finalidad natural y ese es el significado natural de su anatomía y de su fisiología y no el uso que le dan los homosexuales.Ese uso es antinatural,aunque lo practiquen muchos o algunos animales.

    Responder

  • Interesantes argumentos pero no estoy de acuerdo con ninguno
    Primero: la ley no fabrica la realidad para obligar a cumplirla; si legislan asi en el Congreso Peruano? Ua entiendo cuanto papel mojado, empezando por la Constitucion. Por el contrario, la Ley recoge la realidad y el clamor ciudadano, aunq sea de las minorias y mas aun sobre todo de las minorias; porque una ley debe ser inclusiva. Los derechos de las minorias no son derechos magicos como sugiere el autor : son detechos reales como lo fueron en su dia el voto femenino? la libertad a los esclavos; como lo es tambien el biguilinguismo en el Peru perp que la mayoria prefiere omitir a la hora de legislar.Son minoria pero existen los quechuahablantes? Señor y tambien los Shipibos y tantas minorias en mi pais. Siembargo, ciertp es que si mañana existe una mayoria retrograda, fanático religiosa, qie No crea en un Estado verdaderamente laico en el Congreso habran legislado de espaldas a la realidad y al mundo civilizado. No obstante no es el unico camino constiticional para la dacion de leyes inclusivas tan necesarias en mi pais.

    Responder

  • Estoy totalmente de acuerdo con las relexiones de Francisco Tudela. La unión civil entre homosexuales es una ficción jurídica. No solo es un claro ataque al sentido común y la lógica, que son anteriores a la ley, sino que, si nos proyectamos hacia el futuro de la humanidad y sus consecuencias, pone en peligro la supervivencia de la especie humana en el planeta. De la relación sexual entre dos varones o dos mujeres entre sí, nunca nacerá un niño. Lo que se pone en evidencia con este tipo de legislación es un avance de los estados de demencia sobre la condición de cordura del individuo. Lo que está mal es la mente del individuo. Ese algo que no se puede ver pero todos sabemos que una de las tres partes de que está compuesto un individuo. (La mente es un registro de todas experiencias que un ser humano ha tenido a lo largo de su existencia. No es el cerebro, que es materia y se puede ver, tocar, etc.). El homosexualismo está en la mente del individuo y se puede rehabilitar, corregir, sanar, aunque algunos expertos, llenos de datos falsos acerca de lo que es la mente, "opinan" que no se puede. Pero es tema para otra ocasión.

    Responder

  • Estoy tambien de acuerdo con los expresado por Francisco Tudela, sin embargo, es menester aclararle a ese grupo minoritario, conforme se se hacen llamar y que reclaman por "derechos" hasta la fecha supuestamente negados, según ellos, que la figuras legales que pretenden ya están establecidas en el Código Civil peruano. Acaso no está legislada la propiedad y copropiedad, acaso es necesaria la creación de otra figura legal más para establecer derechos ya establecidos y vigentes... no lo creo, la figura de la sucesión o herencia, acaso no está, igualmente, establecida en la norma; entonces que derechos pretenden, no será un asolapado Matrimonio... curioso por que eso está reservado para el hombre y la mujer. Finalmente, es o no entonces una ficción jurídica la "unión civil" como lo señala lúcidamente Francisco Tudela, yo creo que si, la normas ya están dictadas y solo hay que aplicarlas.

    Responder

  • Como se dice vulgarmente: "hecha la Ley hecha la trampa": c/quien la utiliza para su propio beneficio. Pero se ha olvidado un pequeño-gran-detalle. Quien no sabe para donde va,cualquer camino e sirve.
    Dios sin el hombre sigue siendo DIOS el hombre sin Dios es la NADA!un sapo que rebota sin saber a dónde vá...
    Supuestamente la CONSTITUCION NAL de cada país DEBE proteger la INSTITUCION -FLIAR núcleo=origen de los Ciudadanos por quienes-supuestamente-fué escrita y dirigida a ellos como POBLACION, empezando por los hijos concebidos. PERO ¿ qué hay detrás de todo esto?políticas-extranjeras inmiscuídas en SURAmérica (CONTINENTE DE LA ESPERANZA) pretende fumigarnos de cualquier forma: la "mejor" acabando con la FLIA célula primordial de toda Sociedad, país, Nación. Están haciendo muy bien su "trabajo": mayor injerencia en TODOS los estamentos Estatales, legislativos, promoviendo leyes inicuas= uniones anti-naturales (eunucos mentales), divorcios "a la carta" (tengo dcho a mi vida y quedan hijos huérfanos de padres-vivos), "embutiendo" anticonceptivos que matan nuestros jovenes (provocando malformaciones-genéticas,esterilidad con "vacunas" que en Europa y EEUU desechan por sus terribles consecuencias y matan a "esos sudacos"), enriqueciendo a Multinacionales de la MUERTE-(IPPF) física,moral social,espiritual. Todas las Constituciones otorgan Derechos a los Ciudadanos como Ciudadanos= los homosexuales como "Ciudadanos" pueden hacer con SU vida PRIVADA lo que quieran,PERO RECORDAR que: matrimonio viene de "matriz", que Dios creó a Adán y a Eva, NO creó a Adán y a Esteban"= DCHO-NATURAL. Que si ellos creen tener "derechos para Adoptar"bebés,niños-as ESOS FLAMANTES "DERECHOS" NO EXISTEN!!! EXISTEN SI! LOS DERECHOS DE LOS BEBES A TENER UN PADRE-VARON Y UNA MADRE-HEMBRA!
    - Quienes predican "uniones-civiles" y homosexuales, como las "uniones dizque libres" NO olvidar que c/quien hace uso de SU "libre albedrío". HOY, MÁS QUE NUNCA EL SER HUMANO SE HA HECHO ESCLAVO DE SI MISMO. Que, de DIOS nadie se burla! Que, esos pobres Gobernantes y legisladores de aberraciones tendrán que dar cuenta a Dios. Sacamos a DIOS de todo y se nos olvidó que ES PRECISAMENTE A "EL" A QUIEN LE RENDIREMOS CUENTAS.
    Gandhi decía que "LO MEJOR DE LA GENTE MALAM, ES EL SILENCIO DE LA GENTE BUENA".
    Bendiciones y despertemos! luchar por la integridad de las Familias a la manera de Dios o vamos a desaparecer.

    Responder

Comentar

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.



Comentar en Facebook