Portada del sitio > Formación católica > Defendiendo la Fe y la ley natural > ¿Pueden los divorciados vueltos a casar ser admitidos a la comunión (...)

UN TEMA CANDENTE

¿Pueden los divorciados vueltos a casar ser admitidos a la comunión eucarística?

Viernes 21 de marzo de 2014

Tan extendida es la confusión de los días actuales, que ni siquiera parecen escapar a ella miembros de la Jerarquía eclesiástica. Por ejemplo, en el Consistorio realizado en Roma el 22 de febrero pasado, el nuevo cardenal alemán Walter Kasper propuso examinar la posibilidad de admitir a la comunión en ciertas circunstancias a divorciados en segunda unión civil, o sea, a personas que viven en pecado público de adulterio.

JPEG - 22.1 KB
Cardenal Carlo Caffarra

Tras el desconcierto inicial que causó la propuesta, felizmente alguien habló claro, y con autoridad. Fue el Arzobispo de Bolonia, Cardenal Carlo Caffarra, reconocido perito en temas familiares y canónicos. Lo hizo en una entrevista a la revista “Il Foglio” de Milán (15-3-2014), bajo el título “Desde Bolonia con amor: ¡Deténgase!” .

A la pregunta sobre la posibilidad de readmitir a la eucaristía a divorciados vueltos a casar, el Arzobispo respondió que hasta ahora no fue explicado este punto fundamental: “Si la iglesia admite [a recasados] a la Eucaristía, debe dar legitimidad a las segundas nupcias. Es lógico. Pero entonces... ¿qué pasa con el primer matrimonio? El segundo, se dice, no puede ser un verdadero segundo matrimonio, ya que la bigamia está en contra de la palabra del Señor. ¿Y el primero? ¿se pierde? Pero los Papas siempre han enseñado que la potestad del Papa no alcanza a esto: sobre el matrimonio rato [NT: confirmado] y consumado, el Papa no tiene ningún poder.”

JPEG - 26.4 KB
Cardenal Walter Kasper

“La solución propuesta —agregó— lleva a pensar que el primer matrimonio se mantiene, pero que también hay una segunda forma de convivencia que la Iglesia legitimaría. Entonces habría un ejercicio de la sexualidad humana fuera del matrimonio que la Iglesia considera legítimo. Pero con esto se niega la columna vertebral de la doctrina de la Iglesia sobre la sexualidad. En este punto cabe preguntarse: ¿Y por qué no aprobar la convivencia libre? ¿Y por qué no las relaciones entre homosexuales?. La cuestión de fondo es por tanto simple: ¿qué sucede con el primer matrimonio? Pero nadie responde”.

En enero de 2000, S.S. Juan Pablo II ratificó una vez más que el Papa no tiene poder para alterar un matrimonio efectuado y consumado, y declaró formalmente que tal principio es “doctrina a ser sostenida definitivamente” por la Iglesia. Lo cual —concluyó el Cardenal Caffarra— “quiere decir que sobre esto no es más admitida la discusión entre los teólogos ni la duda entre los fieles”.

Curiosamente, la desatinada propuesta del cardenal Kasper había sido presentada en nombre de la “misericordia en situaciones concretas”. Pero en ese punto también fue rebatida por el renombrado teólogo español P. Juan Pérez Soba, Doctor en Teología en matrimonio y familia por el Pontificio Instituto Juan Pablo II y profesor en la Pontificia Universidad Lateranense.

JPEG - 9.2 KB
P. Juan Pérez Soba

En su artículo No a una misericordia injusta, el P. Pérez Soba recuerda que el mismo cardenal Kasper publicó en 2012 un libro titulado La Misericordia, donde afirma textualmente que no se puede “desatender en nombre de la misericordia, el mandamiento divino de la justicia”. Lo cual ciertamente es verdad, pero ahora el mismo cardenal lo contradice con su extraña propuesta.

Legitimar una segunda unión, explica el P. Pérez Soba, viola el sacramento del matrimonio, y constituye “un atentado de grave injusticia contra el vínculo divino que permanece, por lo que no cabe allí aplicar una pretendida misericordia, que sería injusta y por eso mismo falsa”.

La mejor forma de ser misericordioso hacia adúlteros que han contraído nueva unión civil es señalarles claramente que el camino de salvación pasa por la fidelidad a su matrimonio sacramental.


FUENTES:
1. Da Bologna con amore: fermatevi, http://www.ilfoglio.it/soloqui/22326
2. Sínodo de la familia; Kasper pide misericordia en situaciones concretas, http://vaticaninsider.lastampa.it/es/vaticano/dettagliospain/articolo/kasper-famiglia-familiy-familia-32205/
3. No a una misericordia injusta, http://www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=34565


Suscríbase a nuestro
boletín electrónico
Nombre
Correo

Comentarios

  • 1. Si el derecho es la consecuencia de un deber cumplido.
    2. Si verdaderamente amo a Dios (como lo dice el primer mandamiento);
    Entonces, si cumplo con el segundo punto, tengo derecho a recibir el sacramento del matrimonio.
    Pero para recibirlo válidamente, antes tengo que SABER qué es y qué significa ese sacramento (preparación).
    Luego, debo ser coherente y respetar el segundo mandamiento, pues en el acto de recibimiento del sacramento, delante de la comunidad como testigo, me comprometo ante Dios a cumplir con las tres propiedades de dicho sacramento.....Unidad, INDISOLUBILIDAD y apertura a la fecundidad.
    Uno no puede ni debe andar por la vida UTILIZANDO testigos y a Dios mismo para prometerle amor eterno a su ocasional pareja.
    Así lo creo.

    Responder

    • Sr. Arana, el propio Evangelio, en su maravillosa simplicidad "sí sí, no no", le da la razón. Vea este texto:
      "Más fácil es que pasen el cielo y la tierra, que el que deje de cumplirse un solo ápice de la Ley. Cualquiera que repudia a su mujer y se casa con otra comete adulterio, y lo comete también el que se casa con la repudiada por su marido", enseña Nuestro Señor Jescucisto (Lucas 16, 17-18).
      Y por más vueltas que le quieran dar, y disfraces "matrimoniales" con que se quiera revestir, el divorciado "recasado" NO puede comulgar. ¡Sería sumar al pecado de adulterio el pecado de sacrilegio!

    • Estimado D. Leoncio:
      Los naturaleza del Matrimonio Cristiano incluye: 1) Unidad (alianza) corporal, psíquica y espiritual entre hombre y mujer.- 2) Indisolubilidad.- 3) Apertura a la vida (prole).- 4) Ordenación al bien del cónyuge (nº 1660 y nº 2364 del Catecismo de la Iglesia Católica ; y también nº 416 del Youcat, Catecismo Joven de la Iglesia Católica, difundido en la JMJ de 2011 en Madrid, España, y prologado por el Papa Benedicto XVI). Si en el momento del Matrimonio, por diferentes causas, se excluye cualquiera de los cuatro puntos mencionados, el Sacramento del Matrimonio no se llevó a cabo.
      Es decir, no hablamos solamente de Unidad, Indisolubilidad y Fecundidad sino también del Bien del Cónyuge como elementos esenciales para que haya Sacramento válido. Nótese también que la unión o alianza conyugal va más allá de la física, incluyendo también la psicológica y la espiritual, existiendo unos deberes y derechos mutuos así como la capacidad necesaria para asumirlods.
      Entonces es necesario precisar: ¿hablamos de personas divorciadas (concepto jurídico, no religioso) con un matrimonio anterior sin anular o anulado? Lo digo porque en muchos casos, los divorciados nunca se plantearon que su matrimonio previo pudiera haber sido inválido o nulo desde su inicio. Y basta repasar la lista anterior de condiciones esenciales para que exista Matrimonio Cristiano para poder deducir que los motivos de invalidez matrimonial son múltiples, no sólo los más ostensibles sino también otros más sutiles y que, con más frecuencia de lo que a primera vista parece, están presentes en bastantes matrimonios.
      Obteniendo una eventual anulación matrimonial, si se dan los requisitos para la misma, los divorciados que estén en esta circunstancia podrían así legitimar ante la Iglesia su unión actual y, entonces sí, acceder a la Comunión Eucarística. Para esto hay que solicitar la revisión del anterior matrimonio del Tribunal Eclesiástico correspondiente acudiendo al Obispado, tanto si el cónyuge está de acuerdo como si no en llevar a cabo este proceso.

  • Estoy de acuerdo con el sr. Alejandro Leon, porque, ¿porqué tenemos que cambiar lo que Nstro señor Jesucristo (Lucas 16, 17-18) establecio? El matrimonio es Indisoluble y se tiene que respetar. Si nos hemos equivocado en encontrar nuestra pareja ideal nuestra alma gemela; tenemos que asumir nuestra decisiones. Pero no comulgar ¡Pienso que con su inmenso amor que nos tiene Dios misericordioso, perdonara el adulterio.

    Responder

    • Efectivamente, Jesús en su Infinita Misericordia perdono (y perdona) a la mujer adultera, "Aquel que esté libre de pecado que arroje la primera piedra" Jn 8,7; nadie la condeno y Jesús tampoco, pero es el Maestro mismo quien nos dice lo que tenemos que hacer para alcanzar su divina misericordia "Tampoco yo te condeno, VETE Y EN ADELANTE NO PEQUES MÁS." Jn. 8,11
      Hoy se diría: "vete y no sigas adulterando" por lo que la única forma de volver a comulgar es llevar una vida de castidad. Si ya tiene una nueva relación, deberá decidir que es más importante y en su caso una buena confesión para recibir a Jesús en su corazón.

  • Yo quisiera, Señor, recibirte con aquella pureza, humildad y devoción con que te recibió tu santísima Madre; y con el espíritu y fervor de los santos.
    Rahner afirma que “el lugar por excelencia de la comunión espiritual es la iglesia y su momento privilegiado es aquél en el que la persona está arrodillada ante el Santísimo sacramento”. (La comunión espiritual se puede hacer en cualquier momento del día y en cualquier lugar del mundo, pero, ciertamente, el momento más apropiado es el de la visita y adoración a Jesús sacramentado). Incluso, viajando o trabajando, podemos estar en adoración ante Jesús sacramentado.
    Sobre esto, Sta. Catalina de Siena tuvo una visión. Vio a Jesús con dos cálices y le dijo: “En este cáliz de oro pongo tus comuniones sacramentales y, en éste de plata, tus comuniones espirituales Los dos cálices me son agradables”.
    Decía S. Antonio María Claret: “Tendré una capilla fabricada en medio de mi corazón y en ella, día y noche, adoraré a Dios con un culto espiritual”.
    Sta. Teresa de Jesús recomendaba: “Cuando no podáis comulgar ni oír misa, podéis comulgar espiritualmente, que es de grandísimo provecho”

    Responder

  • estoy totalmente de acuerdo en que los divorciados y vueltos a casar puedan comulgar, a caso Jesús no les dijo a los fariseos que EL venía a curar a los enfermos y no a los sanos? Cuando los fariseos le decían que porque comia con los pecadores.

    Responder

    • Sra. Hoeffner, aquí no cuenta lo que nos guste o no, sino lo que Jesucristo y la Iglesia enseñan. Las curaciones de enfermos físicos obradas por Jesucristo eran símbolos de una cura mucho mayor, que es sanar las almas heridas por la enfermedad del pecado. Y a éstas, el modo de curarlas era decirles "no peques más". Si el católico desobedece a Dios separando lo que Él ha unido y profanando así el sacramento del matrimonio, peca gravemente. Comulgar en esas condiciones es un sacrilegio.

    • Srta. María: es verdad que Jesús vino a sanar a los enfermos, pero también es verdad que para eso, era y es cuestión fundamental que creamos en Él y tengamos fe.
      Si creemos en Jesús, creemos también en su doctrina, con lo cual no podemos hacer uso a nuestro antojo lo que es contrario al Evangelio, y el Evangelio es claro: "lo que Dios ha unido que el hombre no lo separe", por tanto si yo rompo el vínculo del sacramento matrimonial, no tengo ningún derecho a comulgar, ya que por voluntad propia, me he autoexcluido de participar del sacramento de la Comunión, ya que la comunión es unión con Dios y Dios no está unido con el pecado. La Iglesia, como no puede ser de otro modo, ama al pecador pero aborrece el pecado. Esta es la grandeza de la libertad responsable.

    • Jesús siempre tiene compasión de los pecadores, pero también les decía: "no vuelvas a pecar". Y también hizo sagrado el matrimonio al asistir con su Madre a las bodas de Caná y al decir “Por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre.”
      Por otro lado el divorcio es justo para el conyuge y para los hijos? Muchos problemas actuales tienen su origen en la cultura de: tus hijos, mis hijos y nuestros hijos.
      La Iglesia lo único que admite es la separación física por causas de salud y seguridad . y en caso de que el matrimonio no haya sido válido su anulación. Seguir a ´Jesús es difícil y duro y El asi nos lo dijo: "el camino es estrecho", pero esto no se compara en nada con el premio que El nos dará a los que buscamos cumplir su voluntad.
      Dios nos bendiga y nos socorra a todos para seguir SU CAMINO

  • Hay un caso en el que un divorciado que se ha vuelto a casar puede recibir la comunión: cuando vive con su segunda pareja como "hermano y hermana", es decir, no mantienen relaciones sexuales y, por tanto, no se encuentran en un estado de pecado (aunque esto resulte un poco ambiguo). Este es un caso muy particular y delicado por lo que se necesita de un seguimiento particular de un sacerdote y la comunión, en el caso de que el sacerdote considere que se puede recibir, debe hacerse en privado para no provocar escándalo. También resulta necesaria, obviamente, la sinceridad del fiel que se encuentre en esta situación

    Responder

  • en mi opinión, que lamentablemente no es nada fácil de comprobar, muchos "primeros" matrimonios son nulos porque los contrayentes no tenían la madurez suficiente para darse cuenta que su relación no era su verdadera vocación. Eso de alguna manera los hace culpables de fornicación y de sacrilegio contra el sacramento del matrimonio, pero matrimonio real no hubo. Y esto se puede perdonar porque no hay obstinación en seguir en lo mismo. En cambio el "segundo" matrimonio si sería válido porque ya se cuenta con la madurez para formar una relación estable conforme a la voluntad de Dios. Entiendo que el gran problema con esta visión es lo difícil de determinar la nulidad del "primer" matrimonio y la abundacia de gente que desearía valerse de estas "facilidades" para hacer del matrimonio una mercancía desechable. En definitiva creo que todo queda en manos de Dios y su misericordia.

    Responder

  • Una idea que posiblemente en algún lugar se lleve a cabo pero no está de mas apuntarla.
    Se trataría de intentar ayudar a estos matrimonios que están pasando por una situación delicada. Otra forma de ayuda podría ser: como escoger tu futura pareja. etc,
    Soluciones creo que hay muchas, solo necesitamos plantearlas.

    Responder

    • La Iglesia, sobre todo después del Concilio Vaticano II; es cada vez más misionera y así han surgido movimientos dirigidos a pequeños (como pandillas); jóvenes (dinámicas, jornadas, Etc.) y por supuesto a Matrimonios. Pero como puede Dios entrar a nuestras vidas si respeta nuestra libertad y nosotros decidimos: ir a otras reuniones, ver la tele, leer cosas impropias, Etc. Además los padres hoy en día están tan ocupados que dejan en manos de los maestros, la televisión, y el personal del servicio, la educación de los hijos. Consecuencia: ausencia de valores y consciencia que inspire a las futuras parejas, a formar un matrimonio para siempre y entregarse a la gracia del sacramento para que ella sea el apoyo en los tiempos difíciles.
      La solución esta en la formación y todos y cada uno de los evangelizados somos responsables de ello.

  • Pienso, que es necesario e indispensable, que todos nos sometamos al Catecismo de la Iglesia Catolica, y por ende a los Mandamientos del Señor, Dios desde la creación del mundo hizo a hombre y mujer, para que se casen y formen un matrimonio hasta que la muerte los separe, y si Nuestro Señor cuando vino a la tierra, vino a dar plenitud a la ley, como pretendemos ahora entonces cambiar las leyes del Señor.
    Como El Señor dice en su Palabra, quien enseñe mis mandamientos quitando algo de ellos será considerado pequeño en el Reino de los Cielos, entonces veamos con cuidado, y no enseñemos lo que a nosotros se nos antoja.
    Respetemos lo que Dios ha instituido, pues mas nos vale que nos ataran una soga al cuello y nos arrojaran al mar ante de escandalizar a uno de estos pequeños.

    Responder

  • En torno al acceso a la Eucaristia, por parte de parejas divorciadas y nuevamente casadas civilmente, y que profesan la fe catolica. la condición aceptable, segun reconocidas autoridades del clero, es que sea una unión exenta de cohabitacion sexual

    Responder

  • Esto siempre ha estado ,claro si atacas la familia, es porque representa a la Santisima trinidad , y por eso este flagelo y debilidad humana del divorcio ha tratado de estar ahí, porque muchos tienen el corazón duro.
    La promesa o alianza la hiciste con Dios y no se rompen a menos que tenga validas temas legales de tipo canonico que puede
    existir que nunca hubo matrimonio. Pero si tu pecas no puedes comulgar porque comes el cuerpo de Cristo y estarías alimentando tu condenación. Pero si te confiesas y te sanas recibes tu salvación eterna. Pero siempre seras hijo de Dios que te llama y te invita a leer su evangelio. Pero no se puede pedir algo que Dios ha unido y tu ser humano lo eliminas, sino entonces no Amas a Dios sobre todas las cosas.

    Responder

  • Ahora mas que nunca debe servir a las nuevas generaciones conocer la importancia del Sacramento del matrimonio, la validez que tiene ante Dios y no asumirlo con la siempre posibilidad de disolverlo , y luego pretender seguir comulgando como si mantuviesen ese derecho al volver a unirse legal o ilegalmente a otra pareja. Deben ser conscientes que pierden ese derecho al cometer adulterio. Yo creo que Dios en su infinita sabiduría sabe lo que necesitamos para alcanzar la vida eterna y construir su reino, nos enseñó su palabra y la Biblia es fiel testigo de la misma, todo lo que se hace fuera de ella lleva a la infelicidad y condenación.Si no que sucedería con los que se casan 3 y 4 veces, cuál es el matrimonio válido, el último?, a todos debe la Iglesia aceptar?, someterse al capricho de sus hijos? para que ellos tranquilicen su consciencia.? Pero si la Biblia es clarísima, saben que deben hacer para volver a estar en gracia de Dios, no pueden pretender que la Iglesia acomode las enseñanas y las modifique, esto no es cuestión de modas, la Iglesia es fiel custodia de las enseñanzas del Evangelio, no se puede pretender ingnorar, ocultar el pecado que es estar lejos de Dios y pretender recibirlo en un corazon que escojió alejarse libre y voluntariamente,es como pretender curarse un drogadicto consumiendo droga, imposible, inaceptable e incompatible

    Responder

Comentar

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.



Comentar en Facebook