Portada del sitio > Quiénes somos > Qué somos, qué queremos, qué hacemos > El inexorable ocaso del aborto

BRILLANTE “MARCHA POR LA VIDA” EN WASHINGTON

El inexorable ocaso del aborto

Martes 28 de enero de 2014

Los adeptos de imaginarios “derechos sexuales y reproductivos” —o sea del libertinaje sexual y el asesinato de niños por nacer, fruto de ese desenfreno— tienen razones para alarmarse: el movimiento mundial pro vida crece en número y en eficacia estratégica, habiendo producido un notorio vuelco en la opinión pública mundial a favor de la supresión de las leyes que permiten el aborto.
La gran manifestación realizada en Washington el día 22 de enero, en la cual la TFP norteamericana tuvo relevante actuación, reunió una multitud de medio millón de personas que debieron enfrentar un frío polar de -12° centígrados, pero que desbordaban entusiasmo, en la cual prevalecía el público juvenil. Clara demostración de que, mientras las raleadas huestes de organizaciones pro aborto estilo Manuela Ramos o Flora Tristán envejecen y declinan inexorablemente, huérfanas de apoyo ciudadano, las nuevas generaciones se muestran cada vez más adheridas a la familia y a la vida.
El artículo que sigue, de nuestro corresponsal John Ritchie, ilustra con datos elocuentes esa auspiciosa tendencia mundial.


IMPRESIONANTE “MARCHA POR LA VIDA” 2014: PORQUÉ ESTAMOS GANANDO Y EL ABORTO ESTÁ PERDIENDO

John Ritchie (*)


Esta Marcha por la Vida anual marcó el 45° aniversario de la decisión de la Corte Suprema Roe vs. Wade, de 1973, que abrió las puertas a 56 millones de abortos quirúrgicos realizados hasta ahora en los Estados Unidos. Desde su legalización, el pecado de aborto no ha hecho más que infligir heridas masivas a la familia y la sociedad: generaciones de niños perdidas, maternidad perdida, paternidad deshonrada, hogares destrozados, depresión, interminables remordimientos y desmoralización, sin hablar de las “casas de horror” como las gerenciadas por Kermit Gosnell [1].

Abortistas a la defensiva y “cediendo terreno”

Pero la Cultura de la Muerte está perdiendo terreno. De acuerdo a un estudio de Operation Rescue, un número récord de 87 clínicas de aborto han sido clausuradas en 2013. Otra encuesta muy reveladora publicada por el pro-abortista Guttmacher Institute ha rastreado más de 200 derrotas legislativas para la industria del aborto en los últimos tres años. De hecho, entre 2011 y 2013 han sido aprobadas en las legislaturas de los Estados más restricciones al aborto que en los diez años precedentes sumados.

Por esa razón la presidenta de Planned Parenthood [NT – Cuya filial en el Perú es la nefanda INPPARES], Cecile Richards, refiriéndose a la reciente ley aprobada en Texas que restringe severamente el aborto, expresó su preocupación al “The New York Times” del 3 de enero: “Cualquiera de las restricciones [al aborto] aprobadas en los últimos años podría ser mala; pero tomadas en su conjunto, estamos testimoniando una catástrofe para las mujeres de Texas”, dijo (“las mujeres” significa: las feministas...).

Quienes viven de negar el derecho a vivir a los niños no nacidos están a la defensiva. Ilyse Hogue, la presidenta de NARAL Pro-Choice America [NT – organización que promueve “la opción de elegir el aborto”], recientemente confesó: “...estamos jugando muy a la defensiva. Después de todo, el derecho fundamental a elegir está consagrado en la Constitución, y nuestros oponentes están desarrollando constantemente nuevas estrategias innovadoras, para desmontar ese derecho”. El problema, agregó, es que “una permanente postura defensiva es una estrategia perdedora. Tú ganas algunas batallas, pierdes otras, pero siempre estás cediendo terreno".

Los Pro-vida: innovación y osadía

Mientras el 22 de enero los pro-vida literalmente cubrieron toda la Colina del Capitolio, decenas de marchas menores se realizaron a nivel regional o de los Estados. Este tipo de innovación es lo que Naral no quiere. La Caminata por la Vida en San Francisco es un buen ejemplo de la vitalidad y dinamismo del movimiento pro vida. Su crecimiento es constante. El año pasado asistieron 55.000 personas. Y cuando esta marcha comenzó en 2005, la presidente de Golden Gate Planned Parenthood, Dian Harrison, se mostró atónita: "No podríamos creer que ellos tuviesen la osadía de venir a San Francisco".

Dios bendiga esa osadía: ¡Cuanto más, mejor!

Esa misma resolución de defender al no nacido empleando todos los medios pacíficos y legales, era patente en los rostros de muchos de los que marcharon hoy [22 de enero] afrontando el frío que calaba hasta los huesos. Obispos y sacerdotes, activistas veteranos, líderes provida, estudiantes universitarios y de preparatoria, Caballeros de Colón, grupos parroquiales que viajaron en bus durante toda la noche, etc., todos estaban allí para luchar contra el flagelo del aborto y ofrecer su reparación a Dios.

Mientras la impresionante demostración hacía su camino hacia la Colina del Capitolio, miembros de la Sociedad Americana de Defensa de la Tradición, Familia y Propiedad (TFP) marchaban con sus característicos estandartes rojos, y su siempre alegre fanfarria, completa con instrumentos de viento, gaitas y tambores para alentar a la multitud. Voluntarios de la TFP en hábito ceremonial también formaban una guardia de honor llevando en su anda una bella imagen de Nuestra Señora de Fátima.

En años recientes, los Estados Unidos han exportado know-how pro familia a otros países como Francia, donde manifestaciones similares ya son organizadas anualmente. De hecho, delegaciones de entidades relacionadas con la TFP de Francia, Italia, Lituania y Holanda también se unieron a la marcha.

Notable crecimiento del activismo juvenil

Voluntarios de TFP Student Action compartían un volante con sus compañeros pro vida, enfocado en la virtud de la castidad como antídoto para el aborto. "Los Pro-vida están ganando algunas alentadores victorias sobre la Cultura de la Muerte”, se lee en el volante. “Esas victorias sólo serán durables en la medida en que seamos capaces de promover la Cultura de la Pureza entre la nueva generación”. El volante ilustra su mensaje con una atrayente fotografía de Santa Juana de Arco a caballo en brillante armadura.

Los jóvenes líderes pro vida estaban bien representados en la marcha. “Los estudiantes están más comprometidos que nunca en la abolición del aborto”, declaró Kristan Hawkins, presidenta de Students for Life of America, agrupación que ya cuenta con cerca de 800 clubes pro-vida en 49 Estados. “Nuestro equipo a tiempo completo está abrumado con las constantes solicitudes de apoyo y entrenamiento. Esto es una buena cosa: nos muestra que hay miles de jóvenes por todas partes que desean hacer todo lo que puedan para restaurar la justicia”.


“Veo a nuestro movimiento poniendo fin al aborto legal en nuestra generación”, dijo Hawkins a TFP Student Action. “Pienso que los abortos quirúrgicos serán cosa del pasado, y que después nos tocará luchar para prohibir las drogas que inducen a abortos químicos, tales como RU-486, Ella, y Plan B”, agregó. “Ahora es el momento de enfocarse en hablar sobre la personería legal de los niños durante los tres primeros meses de gestación”.

El nexo indisociable entre Pro-vida y Pro-matrimonio

Los niños y el matrimonio son inseparables. No obstante, los agentes de la revolución sexual que alegan que los niños no nacidos “no son personas humanas”, ahora también alegan que el matrimonio no es sólo entre un hombre y una mujer. Desde todas partes, el matrimonio de Dios, enraizado en la propia ley natural, está bajo severo ataque, amenazado con una redefinición radical por parte de los mismos que claman por “tolerancia”.

La sagrada institución del matrimonio enfrenta su momento Roe vs. Wade. Por tal motivo más y más activistas pro vida están ampliando su trabajo para incluir la defensa del matrimonio. La lucha a favor del niño por nacer y la defensa del verdadero matrimonio forman parte de la misma cruzada espiritual. Si el niño no nacido no abre sus ojos para encontrar un padre y una madre comprometidos con él, ¿cómo sobrevivirá la familia? ¿Cómo perdurará la sociedad?

Ese espíritu de cruzada, como el de Santa Juana de Arco, pleno de Fe y de virtud, es lo que nos dará los medios de enfrentar estos múltiples desafíos y conducirnos a nuevas victorias pro familia en 2014.


(*) John Ritchie es director de TFP Student Action, el sector universitario de la TFP norteamericana, con adherentes en más de 700 Universidades.

[1Kermit Gosnell, director de una clínica de abortos, fue procesado y condenado en 2011 por tres muertes de pacientes en su clínica, 21 abortos realizados más allá del límite legal de cinco meses y medio de gestación, y otras 211 muertes de no nacidos realizadas contra la ley. Para evitar la pena capital llegó a un acuerdo judicial de no apelar su sentencia, siendo condenado a prisión perpetua incomunicado.



Suscríbase a nuestro
boletín electrónico
Nombre
Correo

Comentar

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.



Comentar en Facebook