Portada del sitio > Formación católica > Conoce tu Fe > Imágenes de Nuestra Señora y del Sagrado Corazón de Jesús admirablemente (...)

UNA LECCIÓN Y UNA PROMESA

Imágenes de Nuestra Señora y del Sagrado Corazón de Jesús admirablemente salvadas en Filipinas

Miércoles 20 de noviembre de 2013

En menos de un mes, dos enormes calamidades se abatieron sobre las Filipinas, país muy populoso de mayoría católica.

Con 300 mil km. de superficie, el país es un gran archipiélago expuesto a fenómenos sísmicos y huracanes de rara intensidad.

El día 16 de octubre, un fuerte terremoto de magnitud 7.2 afectó especialmente la isla de Bohol, en el centro-este del país, dañando severamente grandes y sólidas iglesias coloniales, de hasta 400 años de antigüedad.

Tres semanas después, el 8 de noviembre, la segunda gran calamidad fue provocada por el tifón Haiyan (allí denominado Yolanda) causando alrededor de 2500 muertes tan sólo en la isla de Leyte, al noreste de Bohol.

En ambas tragedias se registró el mismo fenómeno: imágenes de la Santísima Virgen y del Sagrado Corazón de Jesús quedaron admirablemente indemnes.

Por ejemplo, la imagen pintada en una iglesia de Bohol: toda la pared del templo cayó, pero la parte donde estaba la imagen quedó sorprendentemente en pie.

Además la televisión filipina informó que en el mismo terremoto, diversas imágenes, sobretodo de Nuestra Señora de Lourdes, se salvaron inexplicablemente.

“Es un milagro” decía Carol Ann Balansag al periódico “Inquirer News”, señalando la imagen, intacta en medio de las ruinas, de la patrona de la iglesia de la Santa Cruz, del siglo XVIII, en Barangay, provincia de Bohol.

También en Bohol, en la ciudad de Loon, en medio de las ruinas de la iglesia de Nuestra Señora de la Luz, los fieles podían invocar la misericordia divina, el auxilio y el perdón ante la imagen de la patrona, asombrosamente preservada.

Con sus ojos en lágrimas, contemplaban la gruta de Nuestra Señora de la Luz hecha escombros, ¡pero la imagen entera! Amelia Sevilla agradecía a Nuestra Señora por haberlos salvado a ella, a su marido y a sus cuatro hijos. Durante el terremoto, ella corrió con ellos a la iglesia, temiendo el tsunami que suele venir después del temblor de tierra.

[Las imágenes de este video son suficientemente elocuentes. Fue subido a Internet sin sonido por una persona que consideró que el público occidental no podría comprender el tagalo]


Por fin, tras el devastador huracán Haiyan, la imagen del Sagrado Corazón de Jesús cuya foto vemos abajo, quedó en pie venciendo la furia de los elementos.

¿No habrá en todas estas preservaciones una enseñanza, y quizá un aviso, extensivo a todos nosotros? ¿Por ejemplo, la promesa de una especial protección a quienes en las tribulaciones de la vida se vuelvan con confianza a Jesús y María ?


FUENTE: Luis DUFAUR en http://lumenrationis.blogspot.com.br/


Suscríbase a nuestro
boletín electrónico
Nombre
Correo

Comentarios

Comentar

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.



Comentar en Facebook