Portada del sitio > Formación católica > Conoce tu Fe > Nuevo y estupendo milagro reconocido en Lourdes

ENFERMA INCURABLE, SÚBITAMENTE CURADA

Nuevo y estupendo milagro reconocido en Lourdes

Miércoles 7 de agosto de 2013

Después de una larga serie de exámenes, otro asombroso milagro ocurrido en Lourdes —la curación total de una enferma incurable— acaba de ser reconocido como tal por la Autoridad eclesiástica.
Es el 69º hecho extraordinario oficialmente atestado por la Iglesia como “curación milagrosa” desde que hace 155 años, en 1858 —cuando las apariciones aún estaban en curso— una mujer paralítica a causa de un accidente, Catherine Latapie, tras rezar y lavarse en las aguas de la gruta sanó de manera instantánea y completa.

La nueva agraciada es la señora Danila Castelli, italiana, nacida el 6 enero de 1946, casada y madre de familia, residente en la ciudad de Pavia, cerca de Milán.

Ella llevó una vida normal hasta los 34 años de edad, cuando comenzó a padecer crisis espontáneas graves de hipertensión (presión alta).

En 1982, exámenes radiológicos y ecografías revelaron la existencia de un tumor, lo cual obligó a la paciente a someterse a una histerectomía (extirpación del útero) y una anexectomía (escisión de fibromas).

JPEG - 19.1 KB
Danila Castelli en su casa

Su situación clínica fue empeorando, y en noviembre de 1982 ella fue objeto de una ablación parcial del páncreas.

Al año siguiente, una cintilografía (examen que permite la visualización de un órgano) confirmó la presencia de feocromocitomas —enfermedad tumoral que produce catecolaminas, o tumores raros que se enquistan en las glándulas suprarrenales— en tres regiones diferentes, la vesícula y dos zonas del hipogastrio.

Hasta 1988 sufrió ocho operaciones, que procuraron eliminar las células generadoras de las sustancias químicas causantes de las crisis de tensión arterial. Pero no tuvieron éxito. Los dolores eran tan intensos que debía vivir “empastillada”.

Cuando todo parece perdido... ¡el milagro!

En medio de todas esas pruebas, en 1983 Danila había comenzado a peregrinar todos los años a Lourdes.

JPEG - 34.6 KB
“Estaba desahuciada por los médicos, pero en Lourdes quedé curada”

A ella y su esposo se les figuraba que la peregrinación de 1989 sería la última, pues ya se sentía muy mal. “Estaba desahuciada”, relata: su cuadro era el de un cáncer terminal.

Y fue justamente en esa romería, cuando todo parecía perdido y tras 9 años de sufrimientos continuos, que Nuestra Señora se dignó concederle el milagro.

El día 4 de mayo de 1989 Danila se bañó en las piscinas del santuario, conforme el pedido de la Santísima Virgen transmitido por Santa Bernardita: “La Señora me dijo que yo debería beber de la fuente y lavarme en ella”.

Al contacto con las aguas, sintió de repente un bienestar extraordinario. ¿Qué le había pasado? ¡Estaba curada!

De inmediato se presentó en el Bureau des Constatations Médicales (Oficina de Constataciones Médicas) del Santuario de Lourdes y relató todo lo ocurrido.

Como es habitual fue examinada, tuvo que presentar los resultados de los exámenes anteriores y posteriores a la cura extraordinaria, y responder a todas las preguntas de los médicos.

Doble instancia científica reconoce la cura milagrosa

Desde el feliz día de su curación Danila Castelli pudo retomar una vida totalmente normal, que lleva hasta hoy.

Después, durante largos 21 años el Bureau estudió el caso con rigor: realizó cinco sesiones para examinarlo (en 1989, 1992, 1994, 1997 e 2010) y por fin acabó declarando la curación inexplicable por la ciencia.

En esa ocasión los médicos del Bureau atestaron de manera formal y unánime:

“La señora Castelli está curada de manera completa y durable, desde su peregrinación a Lourdes en 1989, del síndrome que ella sufría, y esto sin relación con las intervenciones y tratamientos médicos” .

El caso fue entonces llevado al Comité Médico Internacional de Lourdes – CMIL. Este es una especie de segunda instancia médica, que revisa y critica los atestados del Bureau del santuario, el cual opera como primera instancia. Los médicos del CMIL no tienen relación con el Bureau: conforman un equipo diferente, y varios de ellos residen en el exterior.

Por fin, el CMIL, reunido en París para decidir sobre el caso de Danila, el 19 de noviembre de 2011 confirmó y certificó:

“...que el modo de la cura continúa siendo inexplicable en el actual estado de los conocimientos científicos” .

El reconocimiento de la Iglesia: un hecho “prodigioso y milagroso”

La ciencia había dicho su última palabra. Faltaba ahora que se pronunciara la Iglesia, pues el milagro es un hecho religioso y sólo a la autoridad diocesana del beneficiado le cabe pronunciarse al respecto.

Para declarar que una cura es milagrosa, la Iglesia exige que especialistas independientes hayan atestado que fue: 1) inmediata (que no requiere convalecencia); 2) completa; 3) irreversible (que el mal no reaparezca); 4) inexplicable por la ciencia.

Evidentemente los puntos 2) y 3) requieren cierto tiempo de observación; de ahí las demoras de la medicina en declarar sanos a quienes fueron objeto de curas milagrosas, y la análoga demora de la Iglesia en reconocerlas.

En este caso, la responsabilidad eclesiástica era del obispo de Pavia, Mons. Giovanni Giudici, en cuya jurisdicción vive Danila. Antes de dar su veredicto, el prelado sometió el asunto al examen de una comisión teológica-médica. El resultado fue la aprobación plena del milagro.

Ante tales evidencias, y sin temer las críticas de los escépticos y de la cristianofobia , el día 20 junio de 2013 Mons Giudici declaró el carácter “prodigioso y milagroso” de la curación de Danila Castelli.

Se trata, como dijimos, de la 69ª cura de Lourdes reconocida milagrosa por la Autoridad diocesana en la forma canónica, es decir de acuerdo con la ley de la Iglesia, no habiendo más razón para dudar de su autenticidad.

Ella se suma a las más de 7 mil curaciones extraordinarias registradas en el santuario hasta ahora (¡una por semana en promedio, a lo largo de 155 años!), pero que no han sido declaradas milagrosas, por no haber reunido inequívocamente alguno de los 4 requisitos enunciados más arriba. La excepcional seriedad con que la Iglesia Católica verifica estos casos contrasta con los “milagros” más o menos charlatanescos con que ciertas sectas embaucan a sus seguidores, y sin duda son un motivo adicional de confianza en la única Iglesia verdadera del único Dios verdadero.

* * *


Como expresión de su agradecimiento a la Santísima Virgen, Danila es hoy voluntaria en Lourdes, donde periódicamente presta asistencia a peregrinos enfermos. Si algún lector ha tenido la ventura de peregrinar a Lourdes, es hasta posible que pasara a su lado sin percibir de quién se trataba; pues allí lo sobrenatural de tal manera impregna el ambiente, que Danila es ¡tan sólo "una más", entre los incontables fieles agraciados por las estupendas ayudas que la Madre de Dios allí concede a manos llenas!


FUENTES:
1. http://www.lettera43.it/cronaca/pavia-il-vescovo-certifica-guarigione-miracolosa_43675102877.htm
2. http://www.caminocatolico.org/home/index.php/testimonios/2932-la-iglesia-reconoce-el-milagro-de-curacion-de-un-cancer-terminal-de-danila-castelli-que-acudio-a-lourdes-a-pedir-a-la-virgen-solo-que-velase-por-sus-cuatro-hijos
3. http://lourdes-150-aparicoes.blogspot.com/2013/07/ha-poucos-dias-o-mais-recente-milagre.html



Suscríbase a nuestro
boletín electrónico
Nombre
Correo

Comentar

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.



Comentar en Facebook