Portada del sitio > Formación católica > Civilización cristiana y cultura católica > ¡Qué reaccionario!...

AMBIENTES, COSTUMBRES, CIVILIZACIONES

¡Qué reaccionario!...

Plinio Corrêa de Oliveira (*)

Sábado 22 de septiembre de 2012

Uno de los hábitos del llamado izquierdismo católico consiste en referirse a la cuestión social, a la justicia social, al servicio social, como si fuesen únicamente cosas de nuestros días. Los siglos que nos precedieron habrían, así, desconocido por entero los deberes de justicia y de caridad hacia los pobres, etc., etc.
Esta concepción es totalmente desacreditada por los estudios históricos serios, de nuestra época como de cualquier otra. Pero las mentiras tienen vida duradera. Y en consecuencia esta impostura revolucionaria continúa circulando.

* * *

Corren tranquilas las aguas del Regnitz, en la noble ciudad de Bamberg, antigua residencia de Soberanos y Obispos en Baviera, Alemania. En ellas se reflejan las fachadas, al mismo tiempo serias y risueñas, de estas viejas casas, casi todas con cuatro pisos.
Primorosamente bien cuidadas, adornadas con alegre vegetación, ellas dejan trasparecer un tono de vida sin pretensiones, pero estable y desahogado, una vida de familia intensa, íntima y tranquila. En suma, todo allí se presenta de manera a atraer vivamente al trabajador contemporáneo. Viendo un tan apetecible confort burgués, ¡cómo él desearía tenerlo!

* * *

Sin embargo no se trata de habitaciones de magistrados, profesores, o funcionarios. Se trata de... ¡viejas residencias de pescadores!
Qué diferencia entre esta gracia, esta placidez, esta armonía, y la vulgaridad, la sordidez, los mil ruidos de tanto suburbio de babilonias modernas.
Y así, cuántos otros ejemplos podríamos mencionar.

* * *

Pero de poco serviría hacerlo. Vista la fotografía, leídos los comentarios, nuestro “izquierdista católico” no argumentaría. Él se limitaría a su irritada queja habitual: ¡qué reaccionario es el hombre que escribió esto!
Y después continuaría a repetir la misma cantilena contra el pasado.


(*) “Catolicismo”, S. Paulo, Nº 164, Agosto de 1964


Suscríbase a nuestro
boletín electrónico
Nombre
Correo

Comentar

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.



Comentar en Facebook