Portada del sitio > Quiénes somos > Qué somos, qué queremos, qué hacemos > El sórdido itinerario desde la Teología de la Liberación hacia la revolución (...)

CONFERENCIA DE TRADICIÓN Y ACCIÓN

El sórdido itinerario desde la Teología de la Liberación hacia la revolución eco-feminista

Martes 28 de agosto de 2012

Una de las paradojas de nuestro siglo XXI es la inesperada alianza entre tres corrientes tan dispares como el feminismo, el ambientalismo y ciertas “teologías” revolucionarias. Para descifrar esa paradoja, el pasado día 16 de agosto Tradición y Acción por un Perú Mayor ofreció en Lima a sus amigos y simpatizantes una disertación del analista chileno Alfredo MacHale Espinosa, director de la asociación de seglares católicos Acción Familia, de amplia actuación en nuestro vecino del sur.

El disertante, que es también miembro fundador de la TFP chilena, abordó un tema que va entrando sin ruido en el centro del debate religioso actual: la metamorfosis de la Teología de la Liberación.

Tras su fracaso en atacar la propiedad privada en los años ’70 y ’80, este movimiento apunta ahora a demoler la familia y la civilización contemporánea. Para ello se ha metamorfoseado en la nueva Teología eco-feminista que conjuga dos extremismos: el feminismo más delirante con el ambientalismo más radical.

JPEG - 41.8 KB

Representantes del clero diocesano y regular, del mundo social y académico, así como profesionales, estudiantes de institutos religiosos y universitarios, etc., acompañaron atentamente la exposición del Dr. MacHale. Esta se basó en el libro Desde la Teología de la Liberación a la Teología eco-feminista, que Acción Familia acaba de publicar en Chile y ha recibido elogios de altas autoridades de la Iglesia. Inicialmente el orador mostró cómo se creó la corriente teológica eco-feminista, que adoptó —y radicalizó— el igualitarismo de raíz marxista de las principales vertientes de la Teología de la Liberación.

Después explicó cuál es la mística de “deconstrucción” y de “relectura” de las verdades de la Fe, que hace a esta corriente particularmente dañina; ya que, escudándose en el nombre de “católica”, pervierte las conciencias de mujeres religiosas y laicas hasta hacerles aceptar como algo natural aberraciones como el aborto, los llamados “derechos sexuales”, las uniones homosexuales y otras prácticas frontalmente contrarias a la moral y a la familia.

Paralelamente el eco-feminismo promueve la llamada “ecología profunda” de fondo panteísta, que presumiendo que la Tierra sería un “ser vivo” bloquea toda iniciativa de aprovechamiento de recursos naturales que suponga modificar el medio ambiente. Mediante una estrategia de concientización seguida de agitación, busca así impedir el progreso material de las naciones (de lo cual hemos visto últimamente varios ejemplos en nuestro Perú...).

JPEG - 45.6 KB

En el ámbito eclesiástico, esta corriente agudiza el proceso de “autodemolición” denunciado por el Papa Pablo VI, al introducir en la Iglesia los errores del feminismo radical y de la ecología panteísta.

Y aquí aparece el trazo de unión entre esos tres movimientos tan aparentemente divergentes entre sí, como son el liberacionismo teológico, el feminismo y el ecologismo: todos ellos se nutren de la metafísica igualitaria de la Revolución anticristiana, y ese es su común denominador.

Para propagarse, el ecofeminismo se sirve también de algunas Universidades Católicas desvirtuadas, en donde velada o abiertamente se imparten cursos de “ideología de género”. Estos inculcan que hoy estamos viviendo el pasaje desde la vieja lucha de clases sociales hacia la nueva lucha de clases sexuales: los “oprimidos” ya no son los trabajadores manuales frente a los patrones, sino la mujer frente al hombre, el homosexual frente a la persona normal, etc.; y así se busca llevar a los estudiantes a adherir a una completa igualdad entre las más diversas “orientaciones” sexuales, particularmente el lesbianismo.

Impresionó particularmente a los presentes la abundancia de datos aportados por el orador, que les permitió seguir paso a paso, vívidamente, el surgimiento y expansión del movimiento eco-feminista.

JPEG - 41.7 KB

Al concluir el Sr. MacHale mostró cómo constituye un deber de los católicos —especialmente de quienes se consagran a la defensa de la Familia— denunciar esta revolución al interior de la Iglesia y también sus objetivos en el campo temporal, a fin de cortarle decididamente el paso.

Una amena tertulia tras la disertación permitió profundizar el contacto con amigos y simpatizantes de Tradición y Acción, así como dar la bienvenida a otros a los cuales aún no teníamos el gusto de conocer personalmente, pertenecientes al vasto sector de católicos peruanos que acompañan nuestras actividades por Internet.

Esta fue la primera disertación de una serie que Tradición y Acción tiene programadas para los próximos meses, de las cuales oportunamente daremos conocimiento a nuestros lectores.

 

Quienes deseen recibir invitaciones por e-mail para próximas conferencias de Tradición y Acción, pueden inscribirse en la esquina superior derecha de este artículo, en el recuadro con el título "Suscríbase a nuestro boletín electrónico".


Suscríbase a nuestro
boletín electrónico
Nombre
Correo

Comentarios

  • Estimados amigos-s:
    Saben ustedes que al igual que la Sagrada Escritura los documentos de la Iglesia al ser leidos a ña luz de la Tradicion adquieren una creciente claridad? Pues bien las Instrucciones sobre la Teologia de la Liberacion al deplorar sus errores ofrecen la reprobacion y argumentos contra el feminismo subversivo (y otros errores) ???

    Responder

Comentar

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.



Comentar en Facebook