Portada del sitio > Temas internacionales > Nuevas tendencias conservadoras > En Río de Janeiro, alumnos piden más límites y disciplina dentro y fuera de (...)

En Río de Janeiro, alumnos piden más límites y disciplina dentro y fuera de los colegios

Luis Dufaur

Viernes 11 de mayo de 2012

JPEG - 30.6 KB
Patrick y Anderson aprueban la prohibición de celulares en las aulas. Foto: Paulo Alvadia / Agencia O Dia.

La imagen del escolar indisciplinado, en busca de drogas y sexo, quedó desmentida por el estudio sobre ’Percepciones y Expectativas’ encargado por la Secretaría de Educación del estado brasileño de Rio de Janeiro al Instituto Mapear.

Los analistas oyeron a 4 mil estudiantes y 1200 padres de familia y tutores en diciembre del año pasado. El diario “O Dia”, de Río de Janeiro, publicó un expresivo resumen. Escribe el diario:

“Estudiantes de colegios del estado de Rio quieren más límites, exigencia y disciplina dentro y fuera de los salones.

“Contrariamente a lo que pueda parecer, la nueva generación rechaza el exceso de libertad.

“Para los alumnos, el colegio debe controlar la asistencia, fiscalizar la entrada de extraños, exigir uniformes, prohibir celulares en los salones e incluso restringir los enamoramientos.

“También defienden mayor rigor en el castigo de las malas conductas dentro del salón y la adopción de medidas para evitar la venta y consumo de drogas en el interior y el entorno de los establecimientos educativos.

“Para la estudiante Isabelly de Araújo Lima, 15 años, del Colegio Pedro Álvares Cabral, en Copacabana, el respeto debe ser reciproco entre alumnos y profesores.

“Hay que saber separar el ambiente escolar de la vida personal. El colegio es para estudiar”, dice ella, que también aprueba el uso del uniforme.

“En el colegio se inicia la preparación para la vida profesional del alumno. Las grandes empresas van a exigir disciplina, horarios y reglas de convivencia”, dice Eliane Menguite, coordinadora pedagógica del C.E. David Capistrano, en Niterói.

“En este centro estudia Matheus Camelo Araújo, 16 años, alumno del segundo año. Como él, 66% de los estudiantes pretenden ingresar a una Universidad. “Voy a postular a un área de Matemática, como Ingeniería”, planea.

“Otros 55% quieren, después de terminar sus estudios, trabajar, y 46% seguirán cursos de capacitación".

Estas buenas tendencias de los alumnos que toman en serio los estudios deberían ser más apoyadas por las autoridades.

Y no al contrario, como parece estar ocurriendo en muchos colegios cuyos directores y profesores aún están penetrados por el izquierdismo contestatario de los años 60 del siglo pasado.



Suscríbase a nuestro
boletín electrónico
Nombre
Correo

Comentar

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.



Comentar en Facebook