Portada del sitio > Temas internacionales > TFP apoya rechazo de Obispos norteamericanos a programa de salud “Obamacare” (...)

PERSECUCIÓN RELIGIOSA LEGAL EN EE. UU.

TFP apoya rechazo de Obispos norteamericanos a programa de salud “Obamacare” y denuncia socialismo

Viernes 17 de febrero de 2012

JPEG - 41.7 KB
Hubo muchas manifestaciones populares contra la aprobación del plan de salud de Obama, finalmente promulgado en marzo de 2011, en el que se inserta la nueva ley persecutoria

El 20 de enero, el Departamento de Salud y Servicios Humanos (equivalente a Ministerio de Salud) de los EE.UU. promulgó una polémica norma, enmarcada en la “Ley de Protección al Paciente y Atención de Salud a Bajo Precio”, de 2010, un paquete de medidas de salud marcadamente estatizantes, familiarmente conocido como “Obamacare”.

Junto a sus fuertes implicancias socialistas, el nuevo precepto instituye una verdadera persecución religiosa contra los cristianos.

Bajo las recientes disposiciones, los centros de salud quedan obligados a “proveer todos los métodos anticonceptivos ... aprobados”, algunos de los cuales, como sabemos, son en realidad abortivos. Además, dichos centros quedarían obligados a realizar esterilizaciones.

Las nuevas normas prácticamente excluyen la objeción de conciencia, afectando de esta manera a las instituciones de salud católicas, que constituyen una importante fracción del sistema nacional de salud. Cada año millones de personas son admitidas a estas instalaciones médicas. No sólo las organizaciones, escuelas y hospitales vinculados a la Iglesia se verían afectados por esta ley, sino también todos los trabajadores de la salud católicos, que ya no pueden hacer uso de la objeción de conciencia.

La reacción de los obispos católicos fue inmediata. Hasta ahora, ciento cuarenta y dos prelados, es decir, el 80% del episcopado, han expresado su fuerte oposición a esta medida del gobierno de Obama. Asimismo fue inmediata la reacción de la TFP norteamericana, que publicó un manifiesto-denuncia en los principales periódicos del país.

Organizaciones protestantes y judías también protestaron. Frente a ese categórico rechazo el gobierno tuvo que dar un paso atrás, aunque sólo aparente, por lo que no fue aceptado por la Jerarquía católica.

A continuación la declaración de la TFP:

Enfrentando una persecución religiosa en los Estados Unidos: ¡Ni apostasía, ni opresión!

JPEG - 11.7 KB
Kathleen Sibelius, responsable de la nueva norma persecutoria

Al menos 142 obispos católicos de Estados Unidos, representando casi el 80% de las diócesis norteamericanas, han denunciado enérgicamente la persecución religiosa que se ​​expresa en las normas promulgadas el 20 de enero de 2012 por Kathleen Sebelius, secretaria del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE.UU (HHS), en relación con la Ley de Protección del Paciente y Atención de Salud a Bajo Precio, conocida popularmente como “Obamacare”. Otras figuras religiosas de relieve, como el Dr. Albert Moler, rápidamente siguieron el ejemplo [1].

Los cristianos debemos luchar, no apostatar

De acuerdo con estas normas, cualquier plan de salud está obligado a proveer a sus afiliados de “todos los métodos anticonceptivos [y] procedimientos de esterilización aprobados por la Administración de Alimentos y Fármacos” [2], algunos de los cuales son, de hecho, abortivos.

Las normas admiten una exención religiosa, pero ésta es tan estrecha que no se aplica, por ejemplo, a la mayoría de instituciones católicas de salud. Como resultado, la reglamentación pone en riesgo la calidad de la atención sanitaria en los Estados Unidos, ya que, de acuerdo con la Encuesta Anual de 2009 de la Asociación Americana de Hospitales, las instituciones católicas constituyen alrededor del 12,7 por ciento de los hospitales del país. Cada año, unos 5.6 millones de personas ingresan a estos centros médicos.

Sin embargo, no sólo las organizaciones católicas, escuelas y hospitales se ven afectados por esta disposición del HHS, sino también todos los empleadores católicos. Con tan limitadas excepciones —cuya perdurabilidad es incierta dado el creciente activismo judicial— es justo afirmar que la resolución del HHS afecta a todos los estadounidenses respetuosos de Dios.

JPEG - 32.2 KB
Mons. Dennis Schnurr, Obispo de Cincinnati: Los católicos "no podemos obedecer esta ley injusta"

Los obispos destacan que las nuevas reglas del HHS ponen a los católicos en un dilema: o violan sus conciencias y el mandato divino de predicar el Evangelio a todos los pueblos (Marcos 16, 15), o bien dejan de dar cobertura de salud e incurren en graves sanciones. En cuanto a la primera opción, los obispos declaran: “no podemos cumplir con esta ley injusta, y no lo haremos” [3]. Sin embargo, la segunda opción es inaceptable, ya que las sanciones pueden llegar a ser “tan grandes que podrían dejar a algunos empresarios católicos sin negocios” [4]. Estas multas impuestas a los que se niegan a violar su conciencia equivalen a reducir de los norteamericanos temerosos de Dios a un estado de “dimitud”.

Dimitud

En esta declaración usamos el término "dimitud" por analogía.

La dimitud es el estado de sometimiento aplicado a los cristianos y judios en los países conquistados por el Islam. “Los dhimmis adultos varones eran obligados a pagar un impuesto sobre sus ingresos y a veces sobre sus tierras. Frecuentemente les fueron aplicadas restricciones y regulaciones sobre vestimenta, empleo y residencia ” (John L. Esposito, s.v. “Dhimmi” in Diccionario de Oxford sobre el Islam, Nueva York, Oxford University Press, 2003, pp. 67-68).
Aunque en la actualidad, en general, los impuestos se han suprimido, los cristianos siguen viviendo en un estado de constantes restricciones y persecución en los países musulmanes (Cf. Robert Spencer, ed., El mito de la tolerancia islámica. Cómo la ley islámica trata a los no musulmanes, Amherst —Nueva York—, Prometheus Books, 2005).

Rechazando estas dos alternativas inaceptables, los obispos estadounidenses que protestan están proponiendo una tercera. Hacen un llamado a todos los católicos y hombres de buena voluntad a participar vigorosamente en el proceso político para revertir este injusto diktat del gobierno que subvierte los derechos que a todos reconoce la Primera Enmienda. Piden a los norteamericanos a apoyar con empeño el proyecto de Ley de Respeto a los Derechos de Conciencia, presentado en el Congreso (HR 1179 y S. 1467).

La Sociedad Norteamericana de Defensa de la Tradición, Familia y Propiedad (TFP) va más allá, e insta a todos los norteamericanos a abordar el problema de raíz y abolir el socialista “Obamacare” por completo.

El laicismo y el socialismo

Como muchos obispos han señalado, la ideología que se esconde tras esta medida es el laicismo. Es hostil a la religión y niega la vida espiritual y lo sobrenatural.

Este laicismo, que proviene de las filosofías de la Ilustración de los siglos XVII y XVIII, desemboca naturalmente en el socialismo, que se presenta como liberación total del hombre de toda sumisión a la autoridad divina.

De hecho, el socialismo no sólo rechaza a Dios, sino que lo sustituye por el Estado. Para los socialistas, el Estado es todopoderoso, omnisciente y absoluto. A diferencia de la Divina Providencia, que gobierna los hombres con amor, respetando su verdadera libertad como hijos de Dios, el Estado socialista es dictatorial y totalitario. Es un Estado policialesco.

La nueva normativa antirreligiosa que implementa el “Obamacare” es una consecuencia natural de la inspiración socialista y estatista de esta ley. Frente al Estado todopoderoso, ni los individuos ni las instituciones, sean civiles o religiosas, tienen verdadera libertad.

Dado que el Estado es considerado como la fuente de todo, las libertades humanas son vistas como meras “concesiones” que el Estado puede quitar a su antojo.

Ampliar la lucha: Abolición del “Obamacare”

Por esta razón, y pese al fracaso absoluto del socialismo dondequiera fue experimentado, el “Obamacare” confía al Estado la atención sanitaria.

Por consiguiente, a la vez que apoyamos ardientemente la lucha de nuestros obispos por la sagrada libertad de practicar los mandamientos de Dios junto con las beneficiosas medidas legislativos que proponen, insistimos en la única solución real y duradera: eliminar el control socialista del Estado sobre la salud.

Debemos luchar en espíritu de fe

Nuestros modelos son Nuestro Señor Jesucristo, llevando resueltamente su cruz hasta el Calvario, y María Santísima, que siguió a su Hijo Divino en aquella lucha culminante que compró nuestra redención.

Marcados con el signo de la Cruz, todos los católicos deben dedicar sus vidas a dar testimonio de la Verdad y esforzarse —sin componendas— para defender la fe en plaza pública. Éste es el significado del compromiso asumido por todos en el bautismo y una consecuencia del honor de ser cristianos.

La lucha es ahora más imperativa, porque está en juego la propia libertad de la Iglesia Católica en nuestro país, junto con todas las demás libertades legítimas que el socialismo destruye.

Debemos luchar por nuestros derechos en todo lugar, de manera legal y pacífica. Debemos participar en manifestaciones y exigir que nuestros líderes políticos electos respeten nuestros derechos religiosos. Debemos luchar con una convicción y coraje sobrenaturales, que provienen de la gracia obtenida mediante la oración, los sacramentos y el sacrificio. Bajo el patrocinio de San Miguel Arcángel

JPEG - 13.1 KB
Mons. Daniel Jenky, Obispo de Peoria, ha ordenado rezar a San Miguel Arcángel en cada misa por la libertad de la Iglesia

El Rvdmo. Mons. Daniel Jenky, obispo de Peoria, Illinois, tuvo la excelente iniciativa de ordenar que la oración a San Miguel Arcángel compuesta por el Papa León XIII sea recitada en todas las misas dominicales que se celebran en su diócesis. Ha pedido a todos sus sacerdotes que anuncien como intención de la oración: “por la libertad de la Iglesia Católica en Norteamérica.”

Es el Arcángel invencible de Dios quien comanda los ejércitos celestiales, y son los enemigos de Dios quienes en última instancia serán vencidos” dijo el obispo en una carta del 24 de enero a los católicos de su diócesis [5].

La solicitud de Mons. Jenky nos inspira a poner esta campaña para abolir el “Obamacare” bajo el patrocinio del glorioso Arcángel, y animamos a todos los norteamericanos a recitar la oración diariamente.

También pedimos a la Santísima Virgen María, Inmaculada Concepción y Patrona de los Estados Unidos, que interceda ante nosotros en esta gran lucha.

2 de Febrero de 2012

Sociedad Norteamericana de Defensa de la Tradición, Familia y Propiedad


[1Ben Johnson, “Líder bautista del sur: el mandato de Obama sobre anticoncepción ’no es sólo un problema católico”, LifeSiteNews.com, 2/02/2012, http://www.lifesitenews.com/news/southern-baptist-leader-obama-contraception-mandate-is-not-only-a-catholic, obtenido el 2/02/2012. El Dr. Albert Mohler es presidente del Seminario Teológico Bautista del Sur.

[2“Ley de Atención a Bajo Precio reglamenta la ampliación de acceso a servicios preventivos para mujeres”, 1/08/2011, http://www.healthcare.gov/news/factsheets/2011/08/womensprevention08012011a.html, obtenido el 2/02/2012.

[3Mons. Dennis M. Schnurr, 25/01/2012, “Carta a los fieles de la Arquidiócesis de Cincinnati”, en http://www.cincinnativocations.org/wp-content/uploads/2012/01/hhs-response.pdf, obtenido el 2/02/2012.

[4Mons. José H. Gomez, “El Momento para la acción de los católicos y voces católicas”, 25/01/2012, First Things, http://www.firstthings.com/onthesquare/2012/01/a-time-for-catholic-action-and-catholic-voices, obtenido el 2/2/2012.

[5Kevin J. Jones, "El mandato sobre anticoncepción motiva al Obispo de Peoria a instituir oración a San Miguel”, 27/01/2012, EWTN News, http://www.ewtnnews.com/catholic-news/



Suscríbase a nuestro
boletín electrónico
Nombre
Correo

Comentar

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.



Comentar en Facebook