Portada del sitio > Especiales > ¡Tarjeta Amarilla para la Alcaldesa de Lima! > ¿“Ordenanza Sodoma” en Lima?

EL DERECHO Y EL DEBER DE RESISTIR A UNA MONSTRUOSA “IGUALDAD”

¿“Ordenanza Sodoma” en Lima?

Miércoles 6 de julio de 2011

La señora Alcaldesa de Lima está impulsando un proyecto de Ordenanza municipal que obligará, bajo penas administrativas, a que en todos los establecimientos privados abiertos al público se exhiban avisos de que dichos locales “promueven” conductas homosexuales, en nombre de la “igualdad” (art. 1). Pretende así transformar a la Ciudad de Pizarro en ¡una Sodoma legal!

¡Envíe ahora su mensaje de protesta!

Una “igualdad” que significa destrucción...

La proyectada ordenanza responde a la llamada ideología de género, que es la versión más actual y delirante del marxismo, caracterizada por un igualitarismo tan radical que pretende abolir hasta las propias diferencias puestas por la naturaleza entre los sexos. De esa manera abre las puertas a la destrucción de la familia y a la implantación del caos anárquico, meta final del comunismo.

Esa obsesión igualitaria, que abarca todos los campos —social, cultural, institucional, etc.— no se detiene ni ante lo monstruoso: una de sus metas es llegar a suprimir las “desigualdades sexuales” entre niños y adultos... [1]

Desconcierta ver que la Alcaldesa no sólo quiere imponer la agenda homosexual, sino que justifica su participación en marchas de homosexuales alegando su condición de “cristiana y católica” y de mujer “coherente”(*). No hay coherencia posible entre decirse católico y militar a favor de conductas que la moral católica reprueba absolutamente: es más bien una clara y grave contradicción [2]. (*)

Ofensa a las convicciones morales, atentado a la libertad de conciencia

Pero lo que importa resaltar es que la proyectada ordenanza ofende las convicciones morales y religiosas de la abrumadora mayoría de la población limeña [3]. Y con ello atenta contra la libertad de conciencia, al exigir que particulares admitan dentro de sus propios locales comportamientos que rechazan, por ser gravemente reñidos con la moral.

Y eso no es todo: el texto también amenaza con sanciones, multas y clausura a los establecimientos que se nieguen a permitir tales conductas. ¿Estaremos volviendo a los nefastos tiempos de dictadura ideológica, cuando una mera crítica a la Reforma Agraria confiscatoria constituía delito de opinión penado con cárcel…? ¿Defender la moral cristiana pasará a ser ahora infracción legal punible?

¡Envíe ahora su mensaje de protesta!

El derecho y el deber de resistir

Por esa razón, rechazar tal proyecto es no sólo un legítimo derecho, sino un deber moral. Baste recordar el desafiante show lascivo de parejas homosexuales, realizado en febrero pasado en el atrio de la Catedral de Lima, incluso en presencia de niños: si se aprueba la referida ordenanza se estará forzando a que escándalos semejantes, disfrazados de “muestras públicas físicas de afecto” (art. 2, e., 6), se trasladen impunemente de la calle al interior de todo tipo de locales privados, incluyendo “establecimientos educativos” (art. 4., b). ¿Qué diferencia hay entre esto y una tiranía sobre las conciencias, una tiranía ideológica antirreligiosa?

Frente a ello, sólo cabe una resistencia pacífica, legal y organizada de la población limeña para derribar esa imposicion absurda, que además dispone“campañas de sensibilización” y “educación” a favor de los homosexuales (art. 6), los cuales entonces pasarían a ser ¡una categoría privilegiada de la población!

Tradición y Acción por un Perú Mayor invita a los limeños y a todos los peruanos a defender su libertad de conciencia, y a expresar desde ya su disconformidad y resistencia al proyecto, suscribiendo el respetuoso mensaje de protesta a la Sra. Alcaldesa.

¡Envíe ahora su mensaje de protesta!

Tradición y Acción
por un Perú Mayor

tfpperu@gmail.com — www.tradicionyaccion.org.pe
teléfono (01) 462 0314
cel. 991 075 689
Síganos en Facebook www.facebook.com/tradicionyaccion.peru


[3En efecto, el Catecismo de la Iglesia Católica enseña en su §. 2357: “Apoyándose en la Sagrada Escritura que los presenta como depravaciones graves (cf Gn 19, 1-29; Rm 1, 24-27; 1 Co 6, 10; 1 Tm 1, 10) , la Tradición ha declarado siempre que «los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados» (Congregación para la Doctrina de la Fe, Decl. Persona humana, 8). Son contrarios a la ley natural. Cierran el acto sexual al don de la vida. No proceden de una verdadera complementariedad afectiva y sexual. No pueden recibir aprobación en ningún caso” (destaques nuestros).



Suscríbase a nuestro
boletín electrónico
Nombre
Correo

Comentar

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.



Comentar en Facebook